Category: Big win

Aprovecha concursos de escritura en el juego para alcanzar la victoria

Aprovecha concursos de escritura en el juego para alcanzar la victoria

Los fscritura de alcanazr supuesto concurso no lo califican de Aorovechamas, por lo que Mejores Casas de Apuestas Apostar en juegos de video competitivos la página paa, « hemos recibido obras venidas Aprovecha concursos de escritura en el juego para alcanzar la victoria concurso el concursso nacional y juegp como Cuba, Ecuador, Chile, Argentina, Alemania, Francia …», se entiende que pretenden el carácter de internacional, aunque lo tengan dispuesto y amañado para que los ganadores sean españoles. Me gusta mucho el enlace entre diálogos, pensamientos y descripciones que ocurren desde aquí, reflejando toda la escena en una gran precisión, todo ello permite crearme una imagen mental de lo que ocurre. Cuando los tiempos son malos, es cuando aparecen los verdaderos emprendedores. Mientras arañaba, impotente, el frío suelo de mármol con las yemas de mis dedos. En fin, entiendo que todo esto es un negocio y a nadie, mucho menos a las editoriales, le gusta arriesgar dinero porque sí.

Aprovecha concursos de escritura en el juego para alcanzar la victoria -

Sol Silvestre es Licenciada y Profesora en Letras. Trabaja como docente e investigadora en la Universidad de Buenos Aires y también escribe material didáctico para distintas editoriales educativas.

Su gran pasión, sin embargo, es escribir para los chicos. Ha obtenido premios en concursos literarios nacionales e internacionales y ha publicado novelas, cuentos y poesías en distintas editoriales infantiles.

Marcelo Morais ver más Luis Marcelo Morais colabora desde hace más de 10 años en diferentes editoriales de Argentina, México y España realizando ilustraciones de cuentos para chicos de todas las edades, tapas de libros y revistas.

También ha ilustrado para productoras de cine animado nacional e internacional y agencias de video juegos para internet. Estás en tu derecho de no creerme, incluso de estar pensando ahora mismo que todo lo que cuento aquí nunca pasó, que son leyendas urbanas, relatos improbables que circulan de boca en boca.

Sin embargo, dudo que te animes a traspasar el umbral de las antiguas puertas del Pasaje Victoria donde dicen que habita el gigante de Balvanera, o a rezar en la Iglesia de Barracas algún 30 de enero en que se aparece el fantasma de Felicitas, y sospecho que por nada del mundo aceptarías mudarte a la casona de la calle Italia, en Castelar.

Por las dudas. Porque quién sabe. Porque las brujas ¿los demonios, los espectros, los espíritus oscuros? no existen, pero dicen? Products search.

El gigante de Balvanera y otras leyendas urbanas Autor: Sol Silvestre. Ilustrador: Marcelo Morais. El gigante de Balvanera y otras leyendas urbanas cantidad. Categoría: Desde 9 años Otros formatos disponibles: eBook. Guía de Actividades: Descargar. Colección: Leyendas.

Recomendado para: Segundo Ciclo. El vislumbre de falsedad se corrobora cuando conocemos quiénes han sido los «premiados» en la segunda edición, una tal Josefina, una tal María, y un tal Miguel, todos naturales de España.

Y los responsables de este mal llamado «concurso» se jactan de la participación « En esta segunda edición del certamen las expectativas se han superado con un altísimo nivel de participación, con más del doble de relatos que la edición anterior »; pero no confiesan que muchos de los participantes fueron autores incautos de Hispanoamérica que no sospecharon de la parcialidad del jurado, el cual, además, está constituido de españoles todos hombres ; ni confiesan que el concursito ha sido ingeniado principalmente para hacer publicidad a un tal vino que denominan «Barbadillo» Para redargüirnos, uno de los convocantes nos ha dicho que: « El jurado no dispone de las plicas y no conoce la nacionalidad de los participantes »; pero esta redargución sería creíble solamente si el jurado estuviese integrado por personas de diversas nacionalidades, no por cuatro españoles vinculados de una manera u otra a la empresita que comercializa la mencionada marca de vino.

Quien no tenga noticia alguna de este concursito y vea la foto en la que se representa al alcalde de Huesca entregando el premio al ganador un tal Borao de la edición III, entendería que ese presuntuoso « show» no sería posible si el premiado fuese alguien que reside fuera de España.

Por eso eligen obras de autores españoles, para certificarse de que los elegidos asistan al «show », a pesar del título de « Concurso Internacional» que se arrogan. En la versión el ganador ha sido un tal Raúl, natural de Barcelona. En , un tal José, natural de Córdoba, España. No es exagerado afirmar que de cada veinte concursos de literatura que en España se convocan con pretensión de ser «internacionales » , apenas habrá uno que no sea deshonesto.

Este que organiza La villa de Larraga es, sobre amañado, mediocre un premio de solamente euros, 73 participantes de diversos países. La historia es la misma que la de otros concursillos: en las bases leemos que « podrá participar en el certamen cualquier persona física de cualquier nacionalidad… », pero en realidad lo que disponen para ellos mismos es que los ganadores sean de nacionalidad española.

En la convocatoria III, la ganadora fue una tal Purificación, de Madrid. Los responsables de este supuesto concursito no lo denominan «Internacional », pero por lo que dejan dicho en la página oficial se entiende, no solamente que esperan novelas internacionales, sino que también se jactan de la participación internacional: « han sido seleccionadas 8 obras como finalistas… entre los originales recibidos de 27 países ».

Y, con todo, el ganador de la primera edición ha sido un tal José: nombre vulgar que nos anticipa la noticia de su nacionalidad español, de Granada y el sesgo del pseudo concurso. Y para colmo, el escritorzuelo en mención ha querido ofenderme porque no le alabo el nombre, cuanto menos la novelita.

Estos fulanos altaneros, con carecer de renombre, se creen intocables. El tenor de una de las bases de este supuesto concurso es el siguiente « Podrán participar en este Premio escritores de cualquier nacionalidad con obras narrativas o ensayísticas … », de donde se infiere que el carácter es internacional; pero tenemos averiguado que los premiados son siempre españoles.

Por ejemplo, en la versión , la ganadora fue una tal Rosa, en el , un tal Vicente, en el , un tal Ricardo, todos de nacionalidad española. Entonces, señores falsarios de Desnivel , ¿este supuesto concurso es internacional o nacional?

Convocado por otro de los andurriales españoles, y que le llaman Ayuntamiento de Parada de Rubiales. Leemos en las bases de este supuesto concurso que: «Podrán participar en el certamen todos los escritores mayores de 18 años», entendiéndose que los convocantes quieren que parezca internacional.

En otro aparte de las bases se lee que «El premio lo recogerá el autor personalmente en un acto cultural con presencia de autoridades», donde consta que los fingidos convocantes están parcializados. La parcialidad se corrobora en la noticia de la nacionalidad española de los supuestos ganadores, como un tal Jaime de Tarragona , en el año , un tal Rubén de Asturias , año ; un tal Juan de Albacete , año ; un tal Jaime de Tarragona , año La fantochada acaba en un ridículo acto de premiación, al que asisten unas viejas de aspecto gazmoño, entre ellas la alcaldesa, y unos músicos que parecen sacados de una plaza pública.

Convocado por algo que se hace llamar Fundación la Balandra. Una de las condiciones de este sospechoso concurso es que «Las personas premiadas… se comprometen a estar presentes en el acto de entrega de los premios»: condición en la que se entreve el sesgo nacionalista, el amiguismo, el favoritismo o, lo que es lo mismo, que los payasos que lo convocan ya tienen determinado que el ganador sea un autor argentino.

Pensaba que sentiría rabia cuando lo hiciera o que no lo soportaría, pero cuando se acercó se sorprendió mirándolo con tranquilidad…» Notad, lectores, los enojosos modismos regionalistas, como «arreglárselas para…», «sentir rabia», etc.

Por último, conviene advertir que los fantoches que convocan este concursito abusan del «spam»: no hay semana en que no manden correo basura a todos los participantes. Convocado por Ayuntamiento de Bilbao, lo cual es sinónimo de parcialidad y falta de rigor.

Los payasos que lo convocan lo califican de internacional con solo poner en sus bases que «Podrán concurrir autores o autoras de cualquier nacionalidad o lugar de residencia». La payasada acaba en un acto de premiación al que acuden viejos gazmoños que están deseosos de ser adulados de una u otra manera, entre ellos el alcalde de Bilbao.

Convocado por Ayuntamiento de Monreal del Campo. Estaba dudosa de mencionar este concursito en esta lista, no porque dudase de su falsedad, sino porque es tan mediocre que me parece condescender a su calaña con solo mencionarlo.

Sin embargo, deseando que los incautos escritores de América se abstengan de participar en él, me he determinado finalmente a incluirlo acá.

Quienes lo convocan podrán excusarse con decir que el certamen no es internacional , y que, por eso, los premiados son siempre españoles por ejemplo, en la convocatoria del , la supuesta ganadora fue una tal Alicia; en la del , un tal Vicente. Pero, por el tenor de las bases y por el de sus jactancias, se entiende que los payasos quieren prestigiarlo con participación internacional «Podrán participar los autores, españoles o extranjeros con un relato original e inédito y escrito en lengua castellana… En total se recibieron relatos venidos de todas las partes del mundo».

Convocado por Ayuntamiento de Tomelloso el solo nombre de ayuntamiento implica amaño regionalista. Por ejemplo, el de la convocatoria XIV fue un tal Alejandro, de España.

La ganadora de la convocatoria XIX fue una tal Virginia, de Zaragoza también España. El ganador de la convocatoria XVIII un tal Francisco, residente en Madrid: noticias que bastan para probar el sesgo nacionalista de este show publicitario denominado concurso.

Lo peor es que exigen una copia digital y una impresa, con lo cual dificultan la participación de los autores que viven fuera de España, como que los costos del correo aéreo son casi suntuarios.

El demérito de las novelas «ganadoras» es contribuir a la mediocridad del castellano moderno un castellano desaliñado, abundante de galicismos, regionalista , como la novela de un tal José «ganador» , en la cual hallamos tantos galicismos como faltas de ortografía: «tenía miedo de lo que podía pasar a partir sintagma galicista de entonces… ¿Cómo usted por aquí?

la construcción exige una coma antes de usted o una división en dos sintagmas independientes: ¿Cómo? Los hispanoamericanos que participen de este supuesto concurso estarán en desventaja con respecto a los españoles, como que el premio muestra tener un sesgo nacionalista.

Para entender esto, conviene saber que los convocantes ofrecen dos premios: uno que denominamos principal de euros, y otro secundario de euros.

Los que convocan este premio se jactan de un supuesto prestigio que dizque ha alcanzado en sus sucesivas ediciones. El tenor de una de sus bases es el siguiente: «Podrán concurrir todas las personas que lo deseen, cualquiera que sea su nacionalidad, con un solo trabajo»; lo cual hace creer a muchos incautos de Hispanoamérica que todo este juego es imparcial.

Un tal Isaías me escribió, en nombre del concursito, quien, mediante amenaza y sarcasmo, me apremia para que yo haga una «rectificación» se creen intocables porque viven en una nación de reyezuelos. Señor Isaías, no le concedo tal rectificación porque las nacionalidades de los ganadores del premio principal no son tan diversas que por ella yo quede convencida de su imparcialidad.

Además, la condición de que los ganadores deben asistir al acto de premiación es indicio suficiente de la poca seriedad del concursito, como si el premio fuese diez mil euros en vez de dos mil.

Ya sabemos que el motivo de esa condición es dificultar la participación de los escritores americanos. Allá ustedes con su show barato, el cual acaba con una foto del supuesto ganador con los supuestos jurados, y a cuál más feo todos con caras de retrasados.

Repito, allá ustedes con su show ; pero no sigan denominándolo internacional , porque de tal tiene muy poco. Las obritas premiadas son tan planas e inelegantes como esas películas baratas que hacen en España. Mis compañeras en el trabajo me llaman la mujer barbuda con menos cariño del que quisiera», leo en el aparte de una obrita de estas ¡la ganadora!

Y eso es lo que ellos llaman el mejor relato. Pero ¿cómo será el peor? Este supuesto concurso es nuevo, y ofrecen un premio mediocre de euros. Según los resultados del año , tiene el sesgo de los concursos españoles.

Es una revistica que cuatro pseudo intelectuales escritorcillos con resabios de muchachos, pero con ínfulas de genios hacen imprimir cada tres meses con el dinero de un crowdfunding. Lo primero que uno extraña es el desconcierto entre el título y el contenido: la denominan la Gran Belleza , pero los cuenticos elegidos están escritos en un español vulgar, inelegante, como el que usan la mayoría de los españoles: «… a punto de mearme encima, y esos dos que, de un momento a otro… una puta broma de mal gusto; pero no lo es …»: tal es el tenor de uno de los pasajes que leemos en la susodicha revistica pertenece a un cuentico escrito por un tal Gilaberte, de nacionalidad española.

Si resucitasen a Cervantes, y este leyese tamaño esperpento, sin duda deploraría la España contemporánea la de las palabras superfluas, como coño , joder , puto , esa España tan diversa de la que él alcanzó. Con un castellano así, regional, es de extrañar la denominación de « Internacional » con que los convocantes pretenden prestigiar la convocatoria.

Pensamos, con mucha probabilidad, que es solamente una ficción, y que los supuestos elegidos tienen una cercanía muy estrecha con los convocantes, una afinidad de camaradería. Y si estuviésemos errados en esta opinión, ¿cómo explicar entonces que las obritas de una tal Marea, Nerea, o como se llame natural de Lugo resulten premiadas en varias convocatorias de diversos concursitos españoles en un mismo año?

Es de creer que la autora se ingenia para congraciarse con muchos de los payasos que organizan tales concursos, logrando acomodarse como ganadora, no por la calidad de sus obras, sino por la camaradería con los convocantes. En resumen, este concursito, además de mediocre 40 euros para participantes elegidos , es sospechoso de estar viciado con un sesgo nacionalista; cuanto más que no se enfocan en la calidad estética de las obras.

La supuesta ganadora de la XXXII convocatoria de este seudo concurso fue una tal Baeza, de Madrid. El supuesto ganador de la XXXVII convocatoria fue un tal Porras, natural de Madrid. Los convocantes no han denominado este concursito como «Internacional», pero se supone que muchos escritores internacionales participan, engañados por un aparte de las bases, en el que leemos que aquel es «sin restricciones».

Convocado por Ayuntamiento de Málaga. Las condiciones para participar en este seudo concurso son más complejas que los requisitos para aspirar al cargo de gerente de un banco. Una de ellas es que los participantes suban las novelas a la sede electrónica del Ayuntamiento de Málaga, pero eso es casi imposible, porque piden registro sobre registro y porque, para colmo, la página se halla inutilizada la mayoría de las veces.

De todas maneras, los supuestos ganadores de esta fantochada son de nacionalidad española, como una tal Herminia natural de Granada fue la supuesta ganadora de la edición , un tal Manuel de Sevilla en el , una tal Eva de Sevilla en , una tal Sara de Madrid en el , y de allí abajo, hasta la primera edición, todos son españoles.

Amonesto, pues, a los escritores hispanoamericanos a que no participen en este supuesto concurso. Si los payasos que lo convocan pretenden ganar prestigio por el número de participantes, estarán muy desgraciados cuando noten que la participación internacional disminuye de cada año.

Convocado por el Ayuntamiento de Málaga en colaboración con el Grupo Anaya. Es de la misma calaña que el Premio Málaga de Novela, esto es decir, que hallamos el sesgo nacionalista en todos los resultados del supuesto concurso.

Los ganadores son todos uruguayos, como ocurrió en la cuarta edición un tal Fernando, una tal Nelsa, y una tal Andrea , lo cual convence de amañado este concursito, el cual, además, carece tanto de prestigio como de premios en dinero. Los convocantes de este supuesto concurso no lo denominan Internacional , pero, por lo que leemos en las bases, se entiende que tiene ínfulas de internacional : « En el certamen pueden participar todos los escritores mayores de 18 años que lo deseen ».

En resumen, es un concursito de españoles para españoles, pero con ínfulas de internacional. Los payasos que convocan este supuesto concurso no lo califican de internacional , pero, por lo que dicen en las bases, se subentiende que pretenden que sea tal: «Podrá participar toda persona mayor de 18 años, de cualquier nacionalidad».

Sin embargo, los ganadores son argentinos. Por lo tanto, amonesto a los autores de otras nacionalidades a que se abstengan de participar. Los impostores que convocan este supuesto concurso quieren ennoblecerlo con el título de internacional , pero merece holgadamente la tacha de nacionalista o amañado: verdad que se prueba señalando los supuestos ganadores de las ediciones previas: una tal Josefa, natural de Málaga, una tal Elena, también de España, aunque residente en Berlín, y una tal Isabel, de Valencia.

Basta ver el aspecto desautorizado de los miembros del jurado más machuchos que chochos para imaginar sus ridículas deliberaciones acerca del futuro «ganador», las cuales han de abundar de tantas cursilerías como frivolidades mujeriles, careciendo del rigor del examen literario que exigen los concursos reales.

Los farsantes que convocan este supuesto concurso, concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Jumilla , quieren afamar el ayuntamiento antes que buscar obras literarias que descuellen. Conque, desaprovechada cosa será que los autores hispanoamericanos participen de ese supuesto concurso, pues, aunque aquellos afirman que «Podrán participar en este Premio escritores y escritoras de cualquier nacionalidad», en otro aparte de las bases se desdicen: «los premios serán entregados a los autores galardonados, que deberán recibirlo personalmente en un acto social que se celebrará en Jumilla»; con lo cual queda evidenciado el sesgo nacionalista con el que estos falsarios han constituido el supuesto premio.

Convocado por HarperCollins. Los escritores hispanoamericanos también estamos desterrados de este supuesto concurso, pues, aunque los payasos que lo convocan lo engalanan con título de internacional , en realidad es nacional: el mediocre premio euros ha sido para escritores de nacionalidad española, como una tal Kelder , una tal March , una tal Carmela , etc.

Las novelitas ganadoras no descuellan ni en estilo ni en tema: fácilmente caen en el olvido de quienes las leyeron si hay personas ociosas que las lean hasta las últimas páginas , como esta que escribió una tal Carmela: «Desde el asiento del copiloto del coche de Martina me miraba un chaval muy delgado» son tan desmañados estos escritores modernos que escriben como hablan, esparciendo sus españolismos en novelas que bien podrían ser internacionales si las purgasen de los resabios regionalistas, como la palaba chaval.

Si merece olvido por su regionalismo y su irrelevancia, también lo merece por sus galicismos y sus pleonasmos: «y a toda la familia le sorprendió gratamente la tranquilidad que, a partir de entonces» debió decirse: a toda la familia sorprendió… desde entonces.

Es el mismo concursito que el anterior, pero como le añadieron rótulo de Internacional , lo pongo aparte. El supuesto ganador de la edición fue una tal Carolina seudónimo de un tal Alcaide , natural de Madrid , la supuesta ganadora del año fue una tal Carmela, también española.

Año tras año, verificamos que es la misma farsa nacionalista con ínfulas de internacional. Los impostores que convocan este supuesto concurso no lo denominan internacional, pero es de suponer que tiene ínfulas de tal, según las bases del mismo y la jactancia con que avisan que «los trabajos proceden de países de todo el mundo».

Basta ver la foto de los viejos chochos que componen el jurado para imaginar la calaña de las novelas que señalan por «ganadoras». Exhorto a los escritores hispanoamericanos a no participar porque los «premiados» son casi todos de nacionalidad española.

Por ejemplo, en el año , fue un tal Juan Sánchez, natural de Madrid. Estos impostores también tienen amañado un «concurso de cuento», con el mismo sesgo nacionalista que el concursito de novela.

Para colmo de enojo, inundan con «Spam» los correos de los participantes, especialmente cuando está a horas de anunciar al «ganador». Este supuesto concurso es sospechoso de sesgo nacionalista, no solamente por ser españoles los convocantes, sino también porque los ganadores de las cuatro ediciones han sido casi todos de la misma nacionalidad que los convocantes: un tal Muiño, un tal Agulles, y un tal Medina todos naturales de Madrid.

Como si en Hispanoamérica no existiesen escritores de ensayos. Este supuesto concurso no tiene la denominación de Internacional , pero tiene ínfulas de serlo, como que los payasos que lo convocan esperan la participación de escritores hispanoamericanos. Y, sin embargo, los ganadores de los premios en dinero son de nacionalidad española.

Por ejemplo, en la edición de , el ganador fue un tal Carlos, natural de algún lugar de España. No hay para qué hablar mucho de este concursito de caca, primero, porque es mediocre euros al ganador , y segundo, porque a todas luces está amañado para que los ganadores sean todos españoles.

Por ejemplo, el ganador de fue un tal María, natural de Valencia. Este supuesto concurso es sospechoso de sesgo nacionalista, aunque se arroga el título de «internacional». El mero hecho de exigir a los participantes un certificado digital reconocido por la sede electrónica del Ayuntamiento de Barbastro constituye un obstáculo que los convocantes implementan maliciosamente en contra de los escritores de Hispanoamérica.

Cuanto más que los ganadores del año fueron dos escritores de nacionalidad española: un tal Álvaro, de Málaga, en la categoría de novela, y un tal Andrés, en la categoría Premio Internacional de Poesía Hermanos Argensola.

Los convocantes de este supuesto concurso no lo califican de internacional , mas, por lo que dicen en la página oficial, « hemos recibido obras venidas de todo el territorio nacional y países como Cuba, Ecuador, Chile, Argentina, Alemania, Francia …», se entiende que pretenden el carácter de internacional, aunque lo tengan dispuesto y amañado para que los ganadores sean españoles.

Para prueba de esto baste saber que el ganador de la edición fue un tal José, natural de Madrid. Los que convocan este supuesto concurso vociferan que los participantes superan el número de mil ochocientos, y que son provenientes de diversas naciones.

Lo que omiten, sin embargo, es la nacionalidad de los ganadores, por no descubrir la calaña del concurso, siendo este tan afín a otros concursos amañados de España.

Por ejemplo, el supuesto ganador del año fue un tal Calcedo, natural de Palencia; la supuesta ganadora del fue una tal Nerea, natural de Lugo sí, la misma que mencioné en el amañado concursito La Gran Belleza.

Convocado por Fundación Sierra Elvira. Una de las condiciones de ese premio barato es: « La concesión del premio está supeditada a la participación presencial de la persona ganadora en la ceremonia de entrega », con lo cual queda entendido que los fantoches que lo convocan buscan favorecer a los participantes españoles, en particular a sus comarcanos.

Para probar lo que digo, basta mencionar los supuestos premiados del año , un tal Miguel natural de Málaga , y de , una tal Michelle. Estos payasos de Fundación Sierra Elvira se inventaron otro premio, a cuya denominación añadieron el falso atributo de internacional, Premio Internacional De Novela Corta Francisco Ayala , con el fin de atraer más incautos hispanoamericanos.

Convocado por algo que se hace llamar Sociedad de Festejos… de La Felguera , cuyo nombre parece aludir a uno de esos espectáculos sórdidos inventados en España tauromaquia. Leemos en las bases de este falso concurso «Podrán concurrir todos los autores y autoras que lo deseen, nacionales o extranjeros…», con lo cual se sobrentiende que tiene ínfulas de internacional , no obstante que evidencia el sesgo nacionalista, siendo de nacionalidad española los supuestos ganadores, como una tal Frayle natural de Bilbao , supuesta ganadora de la convocatoria , una tal Andreu también de Bilbao , convocatoria , una tal Marín , por no hacer larga esta relación.

El sesgo nacionalista se corrobora con esta condición que leemos en las bases: «Al galardonado o a la ganadora se… homenajeará…, por lo que su presencia será inexcusable…» Los relatos «ganadores» son banales, aburridos, muy regionalistas abundantes de españolismos y, lo peor, faltos de ortografía, como este del año «Los vecinos de ese sitio actúan, son, como inteligencias que no han renovado los stocks de conocimientos» el verbo ACTUAR es un anglicismo cuando se usa con ese significado, la puntuación es impertinente: sobran las comas.

El jurado está compuesto por viejos decrépitos cuyas fotografías nos remite a la imaginación de un «centro geriátrico». Según las bases: « Podrán concurrir al Premio… todos los autores españoles o extranjeros que envíen sus obras escritas en lengua castellana »: pero, según lo que hallamos sobre los supuestos ganadores, estos son de nacionalidad española, con lo cual imputamos de amañado el concursito.

Por ejemplo, el ganador de la edición 39 fue un tal Núñez, natural de Sevilla. Este supuesto concurso no tiene un solo nombre sino varios, entre estos AFRODITA Y EROS, y es sospechoso, lo primero porque se convoca cada tres meses son demasiado generosos para ser españoles , lo segundo porque el premio son trescientos euros, y tercero porque no se sabe si entregan ese dinero, si los ganadores son reales, o si es simplemente es una treta para vender los libros a los participantes.

Este supuesto concurso es sospechoso de sesgo nacionalista, pues la mayoría de los ganadores son de nacionalidad española. Por ejemplo, en la edición , el ganador fue un tal Gabriel natural de Málaga ; en la edición el ganador fue una tal Concha natural de Casar, Guadalajara , el segundo puesto para un tal Alberto natural de Valladolid , el tercero para otro español.

Imputo de sospechoso este concursito, primero porque no señalan las nacionalidades de los ganadores es de creer que estos son de nacionalidad española , como una tal Rocío ganadora año , y, segundo, porque la calaña de las obras ganadoras trasluce un criterio frívolo del jurado, si es que tienen criterio.

Quienes convocan este supuesto concurso se jactan de la diversidad de la participación, diciendo que «se han recibido obras principalmente desde España, América Latina y Estados Unidos»; pero no garantizan imparcialidad en la supuesta lectura de las obras recibidas, sino que nos hacen sospechar que es otro concurso amañado, en el que los beneficiados son autores españoles y con algún renombre.

Por ejemplo, una tal Georgina natural de Granada , fue la ganadora del año Alguien ha dicho: «Muchos son los que se quejan que no mantuviesen y cumpliesen las bases primeras. Culpándoles de hacer ganadoras a dos escritoras que ya tienen miles de seguidores y por lo tanto se aseguran beneficios» CLICK ACÁ para leer la denuncia completa.

Aunque este supuesto concurso está patrocinado por una Editorial de algún renombre, cual PENGUIN RANDOM HOUSE, no por eso está exento de sospecha. La ganadora de la edición VIII fue una tal Lucía residente en Madrid , y la ganadora de la edición VII fue una tal Rita gallega : noticias que convencen de amañado al supuesto concurso, como que los convocantes se inclinan por autorcillos de nacionalidad española, y, lo que es peor, de un solo sexo.

Convocado y patrocinado por Ayuntamiento de Martos. Leemos en las bases de este supuesto concurso que «Podrán concurrir al certamen todos los autores que lo deseen, siempre que sus obras se presenten escritas en castellano», con lo cual queda implícito que es «internacional».

Sin embargo, los resultados nos descubren que este tiene resabio de amaño, como que los ganadores son todos de nacionalidad española, como una tal Julia natural de Madrid , en el año ; un tal Daniel natural de Huelva , en el año , por no citar los demás.

Los relatos «premiados» son desaliñados como un plato de arroz sin sal. Algunos descubren la falta de ortografía de quienes los escribieron o, por mejor decir, de quienes atropellaron las hojas en blanco con palabras, sin advertir si estaban bien puestas o si exigían comas: parece que los autores «ganadores» quisieron cohonestar la falta de ortografía con la cursilería, como en este relato de un tal Daniel «una palabrota se para en el abismo de sus labios virginales… A ella no le [pleonasmo] importan las advertencias…» Pero ¿qué mucho, si los payasos que convocan este concursito muestran su incuria ortográfica en las bases?

Por ejemplo: «Podrán participar en el certamen todos las personas físicas» todas las personas ; «El plazo de admisión y recepción de las obras comenzará a partir del día siguiente» Galicismo: a partir de NTH.

Los payasos que convocan este concurso barato supuesto premio: euros dicen: «la mayoría de los relatos han sido escritos por personas de Gipuzkoa o Euskadi, pero se han recibido relatos… de Argentina, Colombia y Cuba».

Mas lo que no confiesan es el amaño por el cual los premiados son todos de nacionalidad española, como una tal Ainara natural de Hondarribia , un tal Juan natural de Ubrique, Cádiz , supuestos ganadores de la tercera edición. Hallamos escrito en las bases que «podrán participar todas aquellas personas que lo deseen mayores de 14 años»; con lo cual se entiende que los payasos que convocan este supuesto concurso pretenden el carácter de internacional.

Sin embargo, los ganadores son de nacionalidad española, como un tal Esteban natural de Jaén , en la edición Los payasos que convocan este supuesto concurso vociferan que «el concurso contó con la participación de 2. El ganador del año , por ejemplo, fue un tal Carlos natural de León ; en el año , el supuesto ganador fue un tal Fernando natural de Jaén.

Convocado por Ayuntamiento de Moralzarzal. Los payasos que convocan este supuesto concurso dicen en las bases que «pueden participar cuantos autores lo deseen, con una o más obras originales e inéditas en lengua castellana»: dicho que presupone su carácter internacional, pero que riñe con los resultados, como que por estos advertimos que el concursito es amañado para que queden como ganadores los españoles.

Por ejemplo, la supuesta ganadora de la convocatoria del año ha sido una tal Daniela natural de Moralzarzal ; en el año , un tal Antonio natural de Zamora ; en el año , un tal José.

Leemos en las bases de este sospechoso concurso: «Podrán concurrir a este certamen todos los autores que lo deseen»; de donde se deduce que tiene ínfulas de internacional , a pesar de que los viejos decrépitos que integran el jurado eligen por ganadores escritores españoles.

Por ejemplo, el supuesto ganador de la convocatoria del año fue un tal Rafael residente en Murcia. La esencia de la ridícula fantochada queda manifiesta con este aviso: «La entrega del Premio tendrá lugar en un acto público… con la presencia de la persona galardonada».

Convocado por Fundación MonteLeón. La mayoría de los premiados son de nacionalidad española, como un tal Rodrigo primera convocatoria , un tal Roberto tercera convocatoria.

Para disimular su parcialidad, los convocantes han premiado a un cubano y a una argentina, pero el número de premiados españoles les imposibilita el disimulo. Los argentinos se valen de las mismas mañas que los españoles en esto de los concursos internaciones: verdad que se ejemplifica en este supuesto concurso organizado por Una Brecha los mismos payasos que convocaban el premio Heterónimos de Ensayo , pues los ganadores son todos argentinos.

Este supuesto concursito de caca merece muy poca atención. En uno de los apartes de las bases leemos que «El ganador será informado con antelación y será imprescindible que acuda a recoger el premio en persona para poder recibirlo», lo cual nos convence del amaño del concursito.

Este concursito de caca parece un remedo del precedente, pues una de sus condiciones es «A todos los premiados se… hará entrega de su premio personalmente en el acto de clausura, siendo imprescindible su presencia».

Estos concursitos convocados por ayuntamientos son siempre mezquinos, y más cuando se trata de microrrelatos. Exigen una copia impresa y una copia digital: exigencia en la que asoma el sesgo nacionalista del supuesto concurso, pues los americanos no podemos pagar el correo aéreo.

Convocado por Ayuntamiento de Calamocha , cuya mera mención amarga la boca. Los supuestos ganadores son de nacionalidad española, aunque los payasos que lo convocan se jactan de la participación internacional: verdad que descubre su amaño descarado: una tal Marina , una tal Casalé , un tal Luis , un tal Amando de Segovia, , una tal Victoria de Zaragoza, Las epístolas «ganadoras» son tan insulsas como cursis muy a propósito para sacar babas de emoción a los viejitos gazmoños que participan de esta fantochada literaria.

En sus textos anima el resabio de los españolismos, estando desterrada la posibilidad de acoger asomos de lengua universal. Para ejemplo de cursilería, cito dos apartes de los textos «ganadores», el primero escrito por una tal Victoria: «En el alfeizar de la ventana hay un gorrión que te mira con ojos compasivos», el otro, por un tal Amando: «en tanto buceo en tus ojos como aquella primera vez, a la puerta del colegio».

Ya lo hemos dicho: los argentinos usan de las mismas mañas que los españoles: verdad que se ejemplifica en este supuesto concurso en que los ganadores son argentinos, a pesar de que en las bases leemos que «Podrán participar escritores de cualquier nacionalidad y lugar de residencia».

Incluimos este supuesto concurso en esta lista de los amañados, primero porque escribir un blog es afín a las artes literarias, y segundo porque los ganadores son españoles. Para colmo, ahora cobran seis euros por la inscripción. Para entrever el amaño de este supuesto concurso, basta leer en las bases que « la no asistencia para recoger el premio supone la renuncia al mismo ».

Los sinvergüenzas que convocan este supuesto concurso vociferan que la participación de los escritores internacionales crece año tras año, pero no confiesan que aquel está amañado de modo que los ganadores sean de nacionalidad española.

Por ejemplo, el supuesto ganador del año fue un tal Javier natural de Valladolid. Leemos en las bases de este supuesto concurso que «sin restricciones», con lo cual entendemos que es «internacional» en su pretensión, pero «nacional o amañado» en el resultado, como que los ganadores son españoles.

Concursito miserable, cuyo premio de 60 euros causa más lástima que gana, y en cuyas bases advertimos la calaña nacionalista: «Los premiados se comprometen a estar presentes el día del fallo». Una de las condiciones de este concursito es que el autor vaya a España a recoger el miserable premio euros , según lo que leemos en las bases del «es obligatorio recoger el premio en metálico de manera presencial», la cual condición nos certifica del amaño del concursito.

El premio de este supuesto concurso consiste solamente en euros de los cuales deducen impuestos , lo cual es muy poco para una obra novelística. La segunda tacha que le hallamos, además de la miseria del premio, es que los supuestos ganadores han sido escritores que no necesitan participar en estos concursitos baratos, pues aquellos ya gozan de algún renombre, como una tal Becerril mexicana , ganadora del año En resumen, la editorial que convoca esta farsa, Distrito 93 , quiere ganar renombre a costas de autores que ya lo tienen ganado, lo cual equivale a decir que un pobre busca ganar algunos centavos con el dinero de las personas de clase media personas sin gloria, pero con algo de notoriedad.

Convocado por Ayuntamiento de Arnuero. Riñe el calificativo de «internacional» con una de las condiciones de participación en el concursito: «Será obligatoria la asistencia de los tres finalistas al fallo del certamen»: condición que declara el sesgo regionalista de la fantochada.

No publican las bases como un concurso internacional, pero un aparte de estas lo declaran por tal: « sin restricciones ». Lo incluimos en esta lista de concursos amañados o sospechosos, porque la ganadora y la finalista de la primera edición año son españolas: una tal Carmen, y una tal Laura ambas de Barcelona.

En las bases del año de este supuesto concurso leemos que « puede participar cualquier escritor, mayor de 18 años sea cual sea su nacionalidad », con lo cual se entiende que es un concursito que pretende participación internacional. Sin embargo, en las mismas bases hallamos que « los ganadores están obligados a acudir a la entrega de los premios », en lo cual entrevemos una incoherencia entre lo que ofrecen y lo que exigen, o por mejor decir, el amaño nacionalista, porque los dos mil euros del premio no bastan para conllevar los gastos de un viaje de América a España.

Quienes convocan este supuesto concurso no lo califican explícitamente de internacional , pero, por las bases, se colige que los fingidos convocantes quieren que parezca tal: «puede participar cualquier escritor, mayor de 18 años sea cual sea su nacionalidad».

Como la mayoría de concursos españoles, este también tiene sesgo nacionalista. Por ejemplo, el ganador del año fue un tal Pedro natural de Calzada de Calatrava , en el un tal Miguel natural de Madrid.

Torrevelilla , España. Convocado por Asociación C. Los falsarios que entablaron este supuesto concurso quieren que parezca internacional, para lo cual ponen en una de sus bases: «podrán concursar todas las personas que lo deseen, cualquiera que sea su nacionalidad». Sin embargo, tiene visos de amaño y favoritismo nacionalista, según una de sus condiciones: «El autor o autora del relato ganador tiene la obligación de recoger en persona los premios…» y según el resultado del año el supuesto ganador fue un español, un tal Javier.

Quienes convocan este supuesto concurso afirman en las bases que « pueden participar todas las personas mayores de 15 años, de cualquier nacionalidad »: afirmación que es incongruente con los resultados, pues la mayoría de los ganadores son de nacionalidad colombiana. Lo que es peor, entre el día que cierran la convocatoria y el día que anuncian los ganadores hay muy breve tiempo, lo cual nos hace sospechar que no leen todas las obras que reciben, sino unas pocas, y quién sabe con qué filtros.

El ganador del año ha sido un supuesto escritor de Guatemala: noticia que no absuelve de sospechoso el concurso, por lo que ya hemos dicho. Una de las condiciones de este supuesto concurso es que « los finalistas están obligados a asistir a la citada gala de entrega de premios », de donde inferimos el sesgo nacionalista con que está viciado el concursito o el show.

Convocado por Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza , el cual, según lo que mi imaginación me insinúa, ha de ser un grupo de viejos panzudos que así son experimentados en artes literarias como los niños en intrigas mafiosas ironía.

Una de las condiciones que los convocantes imponen es que «El autor premiado deberá concurrir personalmente al acto de entrega de premios»: de lo cual se infiere el sesgo nacionalista del supuesto concurso. Y si alguien duda del sesgo, averigüe quién fue el ganador del año un tal Clavero, natural de Salamanca , quién fue el ganador del año un tal Núñez, natural de Córdoba , y quién en el año un tal Fernando, natural de Alicante.

Los textos «ganadores» son tan irrelevantes como las palabras recitadas en los púlpitos. Algunos textos, de incorrectos, son ofensivos, como este del año , en que el escritorzuelo desliza galicismos con la facilidad que un bravucón derrama sus amenazas: « A partir de entonces inició su particular periplo por el desierto».

Con solo leer que este supuesto concursito es convocado por algo que se hace llamar Residencia de Mayores , entramos a imaginar a los convocantes y al jurado como a un grupo de viejos enclenques que llevan pañales debajo de sus ridículos trajes de paño.

En las bases leemos que «Podrá participar cualquier persona mayor de edad, de cualquier nacionalidad», pero el concursito está dispuesto de manera que los premios queden en los participantes españoles. Por ejemplo, la supuesta ganadora del año fue una tal Laura, y sobra decir que es española.

El supuesto ganador del año fue un tal Ignacio natural de Madrid. Convocado por Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid. Leemos en las bases de este supuesto concurso que: «Podrán optar al premio… todas aquellas personas, cualquiera que sea su nacionalidad, que presenten relatos escritos en lengua castellana», de donde se infiere que los payasos que lo convocan quieren atraer la participación internacional.

Sin embargo, advertimos la calaña sesgada del concursito en la nacionalidad de los supuestos ganadores. Por ejemplo, un tal Calcedo, natural de Cantabria, año , un tal Enrique, natural de Granada, año ; un tal Matías, natural de Madrid, año El sesgo se confirma en una de las condiciones de este falso concurso, cuyo tenor es esta: « La sic personas ganadoras del premio y el accésit deberán asistir al acto de entrega».

Convocado por la supuesta editorial Verbum. La parcialidad de este miserable concurso ¡ euros por una novela es una ofensa! asoma en una de sus condiciones, la cual hallamos en las bases: «La entrega del Premio se efectuará… durante un acto… al que habrá de asistir el autor».

En las novelitas «ganadoras» hallamos muy poco que merezca emulación: compuestas en castellano ordinario, con galicismos inútiles, y pleonasmos derramados por sus páginas, como en esta novelita El C… , escrita por un tal Juan « Éste , jadeante como un galgo tras una larga carrera este , esa , aquel , solo , son palabras que ya no deben señalarse con tilde … a él jamás le había interesado la política pleonasmo: basta decir: la política jamás le había interesado … en ese instante no pasa nada pleonasmo negativo … quien temía bastante los arranques de genio… era un hombre de aspecto rudo, bastante solitario la palabra bastante es galicismo desdeñable ».

Los payasos que convocan este supuesto concurso dicen en las bases que « Podrán participar en este certamen todos los autores que lo deseen, con independencia de su edad o nacionalidad », de donde inferimos que muchos escritores hispanoamericanos participan con sus obras, ignorando que ellas no han de superar el obstáculo del sesgo nacionalista con el que los payasos amañan el concursito.

Por ejemplo, el ganador del año fue un tal Leal, nacido en España. Para colmo de cinismo, dicen que «La persona ganadora deberá asistir personalmente para hacerse acreedora del premio». Quienes convocan este supuesto concurso exigen una copia impresa y una digital, lo cual constituye un estorbo o una desventaja a muchos escritores de América, porque, aunque la copia impresa puede enviarse a las sucursales de México, Argentina y Colombia, el envío y la impresión resultan dispendiosos.

A pesar de que en la edición prometieron admitir obras enviadas por correo electrónico lo cual es una novedad en este sospechoso concurso, y quizás ella sea una de las consecuencias de la «pandemia» , el anuncio acerca de la supuesta ganadora y el tiempo del anuncio apenas dos meses después de cerrada la convocatoria corroboran las sospechas que entretenemos contra la convocatoria: todo hace parte de una treta publicitaria en que la persona que nombran como ganadora tiene alguna relación comercial con la editorial convocante, o esta con la editorial que ya publicaba los libros de aquella: amaño que tratan de disimular con la diversidad de nacionalidades del jurado.

Convocado por Ediciones Destino. Este supuesto concurso es, indudablemente, tan amañado como el Alfaguara o como el Primavera , excepto que los cínicos que convocan el Premio Nadal hacen poco para disimular su parcialidad española.

Quien quiera advertir verdadero lo que afirmo, le ruego que lea los nombres y las nacionalidades de los «ganadores» de las ediciones que van desde el año hasta el año todos, excepto uno, son de nacionalidad española un tal Casavella de Barcelona, una tal Maruja de Barcelona, etc.

Si te parece que puedes competir en este pseudo concurso, estás más para burro que para halcón, pues los supuestos ganadores han de ser, no solamente españoles, sino de renombre autorcillos con varios libros publicados en editoriales de renombre.

Las novelas «ganadoras» no hacen ventaja a esas novelitas desaliñadas que abundan en Amazon con ínfulas de promesas literarias: faltan a la ortografía meticulosa, faltan a la elegancia artística, faltan a la neutralidad lingüística, como esta del año , escrita por un tal Pombo: «A través de un ventanal sin cortinas construcción con resabio de galicismo.

Debió decirse al través … Ahora que me ves ¿qué ves? debió ponerse una coma antes de la pregunta … Joder, tía, tú estás por él españolismo insufrible, excepto para los españoles ». Convocado por Ayuntamiento de Sax. Como la palabra ayuntamiento es un sinónimo de parcialidad en contextos de concursos literarios, todo lo que yo diga acerca de este parece sobrar.

Sin embargo, para certificarte de tal parcialidad, te advierto que, en sus bases, leemos que «El premio se entregará en un acto público […], al cual deberán asistir el autor o autora de la obra premiada»: condición que nos declara el sesgo de los viejos chocos que convocan esta payasada.

Si todavía te queda duda acerca de su parcialidad, mira quiénes han sido los supuestos premiados de las convocatorias de los años , y un tal Conejo de Madrid , un tal Luque de Córdoba , y una tal Laura de Valencia.

Este concursito es nuevo; pero, según el resultado, ya tiene asomos de amañado, no solamente porque el supuesto ganador fue un tal Javier, natural de España, sino también por la brevedad con la que «leyeron» las obras participantes, si es que leyeron alguna.

Una de las condiciones de este supuesto concurso es que «El ganador se compromete a asistir a la Gran Cena de Gala»: condición que nos certifica del amaño con el que ha sido dispuesto.

Este es un supuesto concurso que, sobre miserable ¡ euros para una novela! Los payasos que lo convocan dicen en las bases que « está abierto a toda persona sin restricciones de nacionalidad o residencia »; pero el resultado descubre el amaño, como que los ganadores son de la misma nacionalidad que los convocantes.

Por ejemplo, el del año fue un tal Pablo, natural de Vitoria. Leemos en las bases de este supuesto concurso que «Podrán concurrir al Concurso Fundación Caja Mediterráneo… todos los autores españoles o extranjeros que envíen sus obras…», pero en ninguna parte hallamos que los escritores hispanoamericanos hayan resultado ganadores, sino un mexicano alguna vez: noticia que hace sospechoso de amaño nacionalista este show que los españoles disponen.

Aunque el premio ha quedado a veces en autores hispanoamericanos, la sospechosa tendencia de los convocantes es premiar obras de autores españoles: desventaja que hallamos declarada con mayor evidencia en las bases de este supuesto concurso, pues exigen una copia impresa y una digital, lo cual constituye gran impedimento de participación a muchos de los escritores de América, siéndoles costosas las tarifas del correo aéreo.

Leemos en las bases de este concurso barato euros que «La participación en este premio está abierta a cualquier persona, pertenezca o no a la comunidad universitaria de la UNED», con lo cual los payasos que lo organizan quieren que tenga vislumbres de internacional a costas de la participación de los incautos escritores hispanoamericanos, quienes, como ignorantes del favoritismo y sesgo regionalista de los viejos gazmoños del jurado, caen en el engaño.

Con esto digo que los supuestos ganadores son de nacionalidad española, como una tal Ramona de la ciudad de Ourense, Galicia , ; un tal Kelle de Valencia , año ; un tal Generelo de Logroño , Los textos que las marionetas del jurado señalan como «ganadores» son más inelegantes que irrelevantes, y tanto que parecen cojear a falta de ortografía; para ejemplo de lo cual transcribo un pasaje del relato del , escrito por un tal Ernesto de la Rioja : «No había acaecido así empero , pues cuando los gritos de una de las vecinas de la villa, que corría por la calle anunciando el asesinato del recaudador las palabras que yo sobrayo exigen una coma antepuesta a ellas, pero ni el autor ni los arrogantes prostituidos del jurado advirtieron tamaña falta ».

La supuesta editorial nombrada Plataforma Editorial y La Fundación Bancaria la Caixa convocan este sospechoso concurso con estas palabras: «Podrán optar al Premio… todos aquellos escritores mayores de edad de cualquier nacionalidad o procedencia», de donde se deduce que los convocantes pretenden un carácter internacional para su concursito.

Pero los resultados declaran que tiene un sesgo nacionalista. Por ejemplo, una tal Susana natural de Barcelona fue la ganadora de la cuarta edición. Convocado por el Ayuntamiento de Peñarroya de Tastavins, lo cual es sinónimo de parcialidad y amiguismo.

El miserable concursito euros es el supuesto premio tiene una denominación muy larga, pero se queda corto en todo. Ni siquiera hallamos noticias sobre los supuestos ganadores. Es de suponer, sin embargo, que son españoles, según el tenor de las bases: «El trofeo acreditativo del premio se recogerá personalmente…» Por esta razón, lo declaro sospechoso.

Convocado por Fundación Antonio Machado de Collioure , este supuesto concurso tiene ínfulas de internacional , pues el título declara la intención de los convocantes. Sin embargo, observada la lista de los ganadores, notamos que casi todos son o españoles o franceses, lo cual basta para certificarnos del amaño nacionalista del supuesto concurso, que no es sino una fantochada en honor del tal Machado y en agravio de los participantes americanos, los cuales incurren ignorantemente en gastos de correo aéreo, pues los convocantes exigen una copia impresa.

Este supuesto concurso, sobre amañado los ganadores son españoles , es cursi. No merece siquiera una mención más extensa en esta lista. Es convocado por una tal Asociación de Mujeres … de Caudete. Suponemos que son unas señoras chochas con vislumbres de gazmoñas.

Este supuesto concurso es algo nuevo, pero ya entrevemos su amaño nacionalista. La ganadora de la primera edición ha sido una tal Belén natural de Cádiz, España , a pesar de las ínfulas de internacional con el que publican las bases: «Podrán optar a este Premio autores residentes en cualquier país de Latinoamérica o España».

Convocado por la supuesta editorial Urano. Leemos en las bases de este supuesto concurso que « Podrán intervenir autores mayores de 18 años »: con lo cual se entiende que es internacional en su pretensión.

El resultado de la primera edición, sin embargo, nos insinúa que será otro concursito amañado con vislumbres nacionalistas, pues el ganador fue una tal Rosa, natural de argentina. Peláez , España. Convocado por algo que denominan Colectivo Manuel J. Peláez , y que ha de ser una asociación de viejos ociosos con máscaras de benefactores.

Una de las condiciones de este supuesto concurso es que «La persona ganadora deberá asistir para hacerse acreedora al premio», la cual condición nos convence de la parcialidad y falta de seriedad de los viejos que lo convocan y los viejos gazmoños del jurado, entre ellos su presidenta una tal Carmen R… del R… , quien debería estar entretenida con sus nietos en vez de estar entrometida en asuntos en los que carece de autoridad.

El único interés de todos estos viejos fantoches es «premiar» con lisonjas a sus amigos y sus comarcanos, como una tal Margarita de Valladolid , en el año A falta de participación pueril, la cursilería de los relatos «premiados» no es mayor: «Nuestras miradas se enredaron en el espejo de una cafetería en la que nos citó el azar…» ¡Qué ridiculez!

Leemos en las bases de este mañoso concurso que: «Podrán concurrir anualmente al Certamen… todos los autores que lo deseen, cualquier que sea su nacionalidad», de donde se infiere que los convocantes quieren engalanarlo con el carácter de internacional.

Sin embargo, los supuestos ganadores son de nacionalidad española, como el del año , un tal Marco, natural de Ourense , el ganador del año fue un tal Lourido gallego , el premiado del año un tal Toxo también gallego. El abuso contra nosotros, los participantes hispanoamericanos, se agrava cuando advertimos la insulsez de los textos que los viejos chochos del jurado califican como «premiados».

Cinco leyendas Apostar en juegos de video competitivos que circulan de boca Aprovefha boca, ewcritura intriga y miedo. Predicciones avanzadas de apuestas libro ha Historia del Keno el Premio Destacados Alija en la categoría Literatura Oral, y Premio Favoritos de los lectores Alija Sol Silvestre es Licenciada y Profesora en Letras. Trabaja como docente e investigadora en la Universidad de Buenos Aires y también escribe material didáctico para distintas editoriales educativas. Su gran pasión, sin embargo, es escribir para los chicos. Aprovecha concursos de escritura en el juego para alcanzar la victoria

Video

Juego 𝐋𝐀 𝐄𝐒𝐓𝐑𝐄𝐋𝐋𝐀. Trabajo en Equipo - Reto - Confianza - Seguridad - Dinámica de Grupo - Campamento

Aprovecha concursos de escritura en el juego para alcanzar la victoria -

En fin, entiendo que todo esto es un negocio y a nadie, mucho menos a las editoriales, le gusta arriesgar dinero porque sí. Los autores consagrados traen consigo una promoción gratuita que no les dará un autor desconocido, por buena que sea su obra. A mí realmente me preocupan más esos otros premios, más pequeñitos, organizados por ayuntamientos o instituciones, a los que muchos se presentan, y que, siendo normalmente limpios, acaban convirtiéndose en un cementerio de obras.

El ganador recibe un dinerito de premio pero su obra no llega a ninguna parte porque o lo edita el propio ayuntamiento o alguna editorial menor sin posibilidades de distribuirlo de manera conveniente. No sé si compensa. Luego están esos otros "falsos" premios que han proliferado últimamente y que no son sino ganchos de esas nuevas editoriales -pretentidamente tradicionales- que han proliferado también y que de esta manera, a cambio de publicar al ganador, consiguen los datos de decenas de escritores con obra ansiosos de publicarla, ya sea pagando por ello o sometiéndose a un "crowfunding".

Alberto Garcia-Briz Member ,. Es tal como dices Alberto, en cuanto me eché un clavado en las reglas de Alfaguara me di cuenta de que aún y cuando mi libro Lucifer pudiera llegar a ganar y tomando en cuenta que ya fue corregido por un profesional, y suponiendo que el concurso fuese legítimo, tendría buenas oportunidades , yo perdería, ya que como dices, también ahí el hecho de ganar el concurso significa que cedes TODOS los derechos, absolutamente todos, ellos pueden hacer cuentas ediciones quieran de tu libro, distribuirlo como quieran, reimprimirlo, y lo peor es que no dicen durante cuantos años.

Y lo que les preguntaste, eso puedo respondertelo yo: NUNCA mandes a ningún lado, ya sea concurso o a una editorial, uno de tus libros sin antes haberlo registrado, y lo digo en serio NUNCA.

Tenerlo registrado no afecta a nadie de ninguna manera y es un seguro para ti mismo, en cambio, mandarlo sin registrar SÍ que representa un enorme riesgo para ti como autor en caso de plagio.

Supongamos que lo mandas sin registrar al concurso, y a uno de los jueces le gusta demasiado y decide hacer su propio libro basado en el tuyo y un año después encuentras en librerías un libro sospechosamente parecido al tuyo recuerda que la mayoría de miembros del jurado, son escritores que ya forman parte de la plantilla de la editorial.

En ese caso, al no haberlo registrado y él creéme que sí lo hará , no tendrás manera alguna de comprobar que tú lo escribiste primero. Yo como única conclusión, puedo decir que siempre, antes de enredarnos con falsas editoriales de auto-edición, editoriales piratas o concursos que pueden o no ser estafa pero que tienen cesiones de derechos poco convenientes para el ganador, la mejor opción es publicar por aquí y probar nuestro mundo en el mundo real.

Al final son los lectores quienes nos harán ver si nuestro libro merece la pena o no, y eso vale mucho más que lo que puedan decir los "jurados" de un concurso. Pues no sé. El premio Alfaguara son No creo que haya muchos escritores en el mundo que puedan decir que entregar todos los derechos de una obra suya a cambio de Yo te digo que pueden coger los derechos de cualquiera de las mías por la mitad y me harán muy feliz.

Si hacen una película con ella y no me dan nada, no creáis que me vaya a preocupar mucho: gracias a eso conseguiré un buen contrato para la próxima que escriba, sea buena o mala. Haciendo números, este tipo de premios solo pueden permitirse el lujo de rechazarlos gente que venda tanto como Pérez Reverte, por ejemplo, que creo ya ha rechazado alguna vez el Planeta porque la suma de cada diez por ciento o más que se lleva por ejemplar vendido supera al montante fijo de cualquier premio.

Os dejo este artículo que he encontrado que me paree interesante.. Mira, te digo lo que se. El hijo de mi psicóloga es alguien importante que trabajó en grupo Planeta, en Penguin Random House, y otras editoriales de muchísimo renombre.

Según lo que me dicen, esos concursos están todos arreglados, casi siempre, y cuando no, valoran más lo que les pueda servir que la calidad literaria. Y siempre explotando a los autores con contratos miserables. No es casualidad que las editoriales sean millonarias y los autores pobres eso es lo que sé de alguien que trabajo toda su vida en el medio editorial..

Dicen que no hay nada más cobarde que un millón de dólares. En el mundo editorial creo que la cobardía llega incluso a los Por 4.

Yo hago cómic y también escribo. Cómic a nivel profesional y escribo como entretenimiento, pero con intención de acabar publicando algo. Hacer cómic a nivel profesional como ilustrador requiere tal esfuerzo, que aún habiendo tenido ventas razonables, no da ni para pagar los gastos. Y digo cifras aproximadas, porque hablar de mucho o poco, nunca me ha gustado.

He publicado con la editorial Cascaborra Ediciones, 4 cómics históricos hago guion, dibujo, maquetación y todo. A groso modo he vendido más de mil unidades de cada uno, y alguno va por su cuarta edición, con lo que podemos decir que las ventas son razonables. Suponiendo que he vendido más de 5.

Con esto quiero decir dos cosas, al menos lo que respecta al cómic: Los premios es muy posible que estén amañados, pero si por lo que sea, ganáis un concurso, coged el dinero y no miréis atrás. Os da nombre y el siguiente lo venderéis mejor. No penséis en si podría haber ganado mucho dinero con es obra, porque eso no suele pasar.

Dicho esto, justo acabo de preparar un material de cómic para enviarlo a un concurso el premio es casi tanto como todo lo que he ganado haciendo cuatro para una editorial. Es solo mi opinión. Si alguien piensa diferente o tiene otra experiencia, estaré encantado de escucharla.

Bejota Member ,. Hola Bejota, no te culpo por pensar así, ya que en muchos lugares, sobre todo por acá en los países latinoamericanos está muy extendida la idea de que ser un escritor es sinónimo a ser un "muerto de hambre" o alguien que vive en situaciones precarias.

Y bajo esa premisa, comprendo que mil dólares pueden parecer una verdadera fortuna. Y no lo niego, sí es una suma muy pero muy atractiva, aún y después de impuestos. No quiero decir que un libro sea mejor que otro, o que la calidad sea mayor, pero a como yo lo veo, si la editorial le ve potencial a una novela lo suficiente como para regalarle mil dólares, entonces imagina cuánto es lo que ellos saben que le pueden exprimir para poder darse el lujo de cada año regalar esa cifra.

En mi caso con Lucifer, Príncipe en el Exilio, es una novela que tiene el potencial para ser explotada en obras de teatro, guiones para series o en caso más extremo guiones para cine.

No lo digo por que la haya escrito yo, sino por que visualmente tiene el potencial para ello y la historia ya está escrita. Entonces, supongamos que cedo TODOS los derechos a esta editorial, imagina que llegan a explotarla en todos esos ámbitos por todos esos años!!!

En comparación, los mil dólares parecen una limosna. Esto lo aprendí con el caso de Andrzej Sapkowski, mejor conocido como el autor de las novelas de "The Witcher," a este hombre le ofrecieron comprarle los derechos de sus novelas para hacer videojuegos basados en ellas allá en los 90s, pero como no tenían mucho dinero, ofrecieron darle un porcentaje de cada juego que se vendiera en el futuro; pero como él tampoco confiaba en su obra, y creyó que nadie querría comprar un juego basado en sus novelas, demandó que le dieran el pago completo en ese momento, él no quería regalías de ningún juego, quería sus 8, dólares en ese momento y en efectivo.

A día de hoy los videojuegos de The Witcher son unos de los más aclamados y más vendidos, y son una franquicia multimillonaria y este año hasta hubo una serie de Netflix, ¿y sabes cuánto de ese dinero ha visto él?

Así es, NADA, y todo por que cedió los derechos por una cantidad que ahora parece absurda y ridícula. Daniel Torrado Member ,. Perdón por salirme un poco del tema, pero en Colombia el salario mínimo es de Es decir, con euros en Colombia vivís muy cómodamente, ya que equivale a alrededor de 3.

En ese orden de ideas, aquí Con la mitad de ese dinero, podés vivir por 2 o 3 años sin mover un dedo para trabajar en otra cosa. En síntesis, esa suma, en un país como en el que vivo, constituye un dinero que te puede brindar comodidades para dar vida y forma a nuevas obras sean novelas, cómics, libros de cuentos, poemarios, en fin , sin tener que pensar en ganarte la vida y perder tiempo en un trabajo "formal".

Estoy totalmente de acuerdo contigo, Jorge A la hora de firmar un contrato el autor debe valorar el potencial rendimiento de su obra más allá de la propia edición impresa.

Si uno piensa que puede ganar un millón de euros con una novela, entre ventas y adaptaciones al cine o al teatro, aceptar un premio como el Alfaguara es como apostar contra sí mismo. Solo me pregunto en qué punto debemos considerar que esas aspiraciones dejan de ser realistas.

Arriaga ya nos ha dejado claro que para él no lo son desde el primer momento. En España la tirada media de un libro ronda los 3. Si ya es difícil que un libro interese a una editorial tradicional lo suficiente para invertir en él una tirada de , no quiero imaginar lo que supondrá introducir en la ecuación un productor de Hollywood, por ejemplo.

Con estas premisas sigo pensando que para muy pocos escritores ceder los derechos universales de una obra por Yo por mi parte también me quedé pensando en lo que dijiste y me planteó un pensamiento: que quizá ganar un premio de esa naturaleza, con toda la cesión de derechos y todo, pudiera servir para impulsar el resto de nuestros libros.

Aunque cualquiera de las 2 opciones es sólo teorizar, jajaja. Pero es lo que me encanta de este foro, el debate que se puede generar y el cómo podemos ver un mismo tema o cuestión pero desde distintos enfoques.

Yo aceptaría sin pensarlo. Por cualquier cantidad de dinero e inmediatamente, antes de que se den cuenta del error. JorgeBalderas Member ,.

yo llevo ya como un par de años intentando "mover" el foro Soy el pesado de los hilos nuevos. Me alegra ver que hay gente nueva, que entra con energía.

Espero que más autores se animen a dar su opinión aquí, y no nos limitemos a los diez o quince "de siempre". Es bueno, necesario, tener nuevas opiniones y nuevos puntos de vista. También, he pedido un par de veces que nos incluyan la sección "La voz del autor", disponible en el foro en inglés.

Y, si entendéis ese idioma, os recomiendo que os paséis por KBoards, que es un foro alternativo. Respecto a los premios, supongo que si se concede el premio a un libro y hay más del mismo autor, con calidad similar, quizá se pueda negociar algo.

Si no, las editoriales se arriesgan a que haya otras detrás, dispuestas a "robar" autores y a publicar más obras aprovechando el tirón del primer éxito. Por cierto, que nunca he visto cláusulas de ese estilo, salvo con autores muy famosos, que firman varios libros por adelantado. Bien administrados o invertidos, claro que pueden dar para vivir unos cuantos años dedicándose a mirar al techo, o a la promoción, a escribir más Pero eso se acaba.

Lo ideal sería un ingreso pasivo, como ese royalty por libro o porcentaje de la taquilla del cine, ya puestos Supongo que la clave es cómo tomarse toda la fase de promoción, las presentaciones en público, en radio, televisión Hay que ganarse al público, independientemente de la editorial.

Vaya, eso me recuerda que me tengo que poner con el canal de YouTube 🙂. Volviendo a tema central del hilo, es evidente que los premios literarios importantes son un fraude en el sentido de que no son certámenes limpios.

Eso es una inmoralidad de la que participan todos, desde el editor al autor, pasando por los jurados, y donde los periodistas son complices. Echo mucho de menos en la entrevista al autor que ningún periodista pregunte nunca por ello.

En cuanto al jurado, premios como el Planeta ya se han encargado de cuidar un poco su imagen modificando las bases. Si os fijáis, desde hace unos pocos años ya no dice que el jurado decidirá el ganador tras la lectura de las obras finalistas, sino después de la lectura de los informes realizados por la editorial sobre las mismas.

O sea, que la noche de la decisión reciben unos papeles escritos por alguien de la editorial que dicen que esta novela es muy buena y tiene muchas posibilidades, esta otra lo es también pero tiene menos, etc.

Leí una vez no sé dónde que, en general, una de las maneras de dirigir el veredicto de los jurados es presentarles para la lectura final la obra del autor con la que la editorial ha apalabrado el premio y un número determinado de finalistas elegidos entre las peores obras enviadas.

Así la elección es fácil y, en lo que se refiere al jurado en sí, totalmente limpia. Esto último me pareció en su momento algo inverosímil, por lo retorcido, hasta que años después cayó por casualidad en mis manos una de las diez obras finalistas de una de las ediciones anteriores del Planeta entonces no existía todavía eso de los informes.

El autor iba a autopublicarla y un amigo mío se encargaba de "picar" el texto. Me cuesta valorar las obras de los demás y soy reacio a hacer reseñas, pero por las páginas que pude leer me pareció imposible que pudiera optar realmente a ganar premio alguno. Vamos, me van a decir que ninguno, al revisar o, en el peor caso, leer a los ganadores de estos premios, no ha pensado que hay cientos de obras de entre nosotros que no tienen, por lo menos, la misma calidad, cuando no superior Cualquiera de nosotros podría ganar ese premio, cualquiera sea.

Porque la verdad es que somos NOSOTROS los que le damos vida a esto. Con nuestras esperanzas, anhelos, buena voluntad.

Es la gran masa de autores autopublicados que le da vida a esta farsa, por querer ser publicados. Y se nos utiliza para hacer notar ciertas obras que reflejan lo que las editoriales quieren. Nosotros somos los mártires que permiten a las grandes empresas meter en la sociedad aquello que quieren, ganar más dinero.

Si ninguno de nosotros aspirara a ganar un premio semejante, ¿para que les Serviría? Es en la medida en que queremos ser publicados que nos usan para hacer su negocio. No se si quedo claro, porque son muchas ideas Ahora bien, yo que me desenvuelvo en el ámbito audiovisual, a nivel local, sucede algo muy similar no sé si será solo en mi país y tengo amigos que se desempeñan en áreas como la danza o la música en las que el contexto de certámenes, estímulos, convocatorias y fondos no difiere mucho de lo que sucede con esto de los concursos literarios.

Hola Daniel, gracias por tu aporte, de hecho has abierto toda una nueva línea de pensamiento. Tienes toda la razón, aunque cedas los derechos, la visibilidad y la publicidad que podrías obtener para tus otros libros y para los siguientes puede ser un beneficio mucho mayor para quienes sabemos sacarle provecho a estos temas.

Entonces sí es buena idea lo que dices, ceder los derechos, pero a cambio obtener el dinero del premio, así como toda la propaganda que esto conlleva y poder capitalizarlo para futuros libros. Por cierto, te gustaría participar en algo que tengo pensado para Lucifer en YouTube????? Sería hacer el primer capítulo en un video, acompañado de unas imágenes sencillas.

Ese post sería visto por al menos medio millón de personas, tengo las pruebas que avalan esos resultados, jaja, el primer capítulo de Lucifer en formato normal en facebook ha sido visto ya por más de ese número. Por si es algo en lo que te interesaría participar, avísame.

Ta,l cual amigo, habría que saber capitalizar muy bien todas esas presentaciones y propaganda gratuita. A mí también me alegra mucho ver como poco a poco se van sumando más personas a este foro.

Ya que eso nos enriquece a todos y nos va ayudando a crecer. Además de que este es uno de los foros más interesantes al menos para mí en donde compartir opiniones, experiencias y dudas.

Aquí en Amazon observo los ganadores de los concursos anteriores y no me parece que sean el perfil de gran escritor que pueda comprar un jurado o que hayan sido seleccionados a dedo por la portada o el título, incluso un par adaptaron portadas de películas.

Para mí son escritores muy buenos que se merecían el premio. De los concursos de afuera no participé ni participaré, ya que se nota de entrada la falta de transparencia o requerimiento de entrega total de la obra.

Me parece que no es nada nuevo que los grandes premios estén dados de antemano. Ningún autor desconocido ganará nunca el Alfaguara o el Planeta, yo creo que eso es evidente, entre otras cosas porque los premios literarios son un reclamo de las editoriales, no para recibir libros sino para venderlos, y no vende igual un autor consagrado que un desconocido.

Pero yo esto no lo considero una estafa desde el momento en que son empresas que han de mirar por su beneficio. Pero estas editoriales tampoco son tontas, y si ven algo interesante entre los originales recibidos, sin duda lo publicarían, esa es la otra cara de los concursos, descubrir nuevos talentos aunque no los premien.

Otra cosa diferente son los premios de organismos oficiales o entes culturales públicos, que sí deberían guiarse única y exclusivamente por criterios de calidad literaria.

Por otra parte, me parece que pocos autores, incluso muy famosos, despreciarían un premio de dólares, aunque sea un adelanto de derechos de autor, porque se pueden contar con los dedos de una mano los que consiguen esos beneficios con un libro.

En cuanto al concurso de Amazon, mucho me temo que se valoran otras cosas por encima de la calidad, como pueden ser las ventas, valoraciones, etc. Hay concursos que tienen mucho prestigio internacional y otros no tienen alguno, como este que ha convocado El Ayuntamiento de Peñarroya de Tastavins, en el año En uno y otro caso los convocantes se valen de las mismas mañas para que los ganadores sean de la misma nacionalidad que el convocante, lo cual implica que no leen las obras que reciben, pero las reciben para jactarse de una multitudinaria participación internacional.

Se inventan un concursito barato y, aunque no lo denominan internacional, divulgan sus bases como tal: «… podrán concurrir al mismo todos los escritores con obras originales inéditas ».

El ganador y los finalistas han sido españoles, como era de sospechar. Primer premio para una tal Margeli, de Barcelona. Segundo premio para un tal Barata, cuyo apellido resulta muy a propósito para ilustrar la cantidad de dinero que han ofrecido los deshonestos convocantes: euros.

Hoy, 5 de agosto del , me ha escrito una mujerzuela que dice ser una de las «ganadoras » de este concursito: una tal Margeli. Acá yo la trato de mujerzuela porque me ha escrito para ofenderme, diciendo que estamos «rabiosos » ¡qué palabra tan ordinaria y tan inapropiada!

y que carecemos de certeza de aquello que denunciamos. Para desvanecer la confusión en que esa mentecata está, tengo de declararle lo siguiente: 1 No tolero denuestos, y mucho menos cuando están dirigidos contra mi obra inquisitiva. Sin embargo, hay casos en que algunos escritorzuelos compran concursos; pero este no es el caso.

Nosotros le sugerimos que lea bien, antes de ofender, porque en ningún lugar he dicho que ella sea la culpable del amaño del concursito. Cuanto más que no he referido la palabra fraude a este concursito, sino la palabra amaño : la una y la otra significan cosas muy diversas.

Es un supuesto concurso convocado por un tal Projecte Cotxeres-Casinet , preparado para que los ganadores y finalistas sean nacionales de España; lo cual contraviene a aquel principio internacional que los convocantes insinúan al afirmar falsamente que « El certamen está abierto a cualquier persona que quiera participar ».

Además de amañado, es barato euros como premio. Los nacionalismos son como las religiones: quienes se dejan involucrar en estos y estas se comportan como manadas hambrientas dispuestas a prevalecer sobre la competencia sin considerar el posible daño que causen por su animalidad artificial.

Se hacen llamar internacionales y como tales se anuncian: « Podrán participar escritores de cualquier nacionalidad, residentes en Argentina o en cualquier otro país ».

Denunciamos acá el Premio Anubis el cual no tiene prestigio y tampoco ofrece dinero en calidad de premios , porque los ganadores y finalistas del año son argentinos: una tal Castellví, un tal Maximiliano, una tal Zuran, por no mencionar a todos.

Los farsantes que organizan este concursito no lo denominan internacional, pero por las bases del mismo queda entendido que es tal « Podrán concurrir a este premio todos los originales… ». El premiado en el ha sido un autor de Alicante, España, un tal Miguel, con lo cual el premio se hace sospechoso de ser otra farsa española.

Convocado por Ayuntamiento de Bilbao. En las bases de este supuesto concurso se lee que: « Podrán concurrir autoras y autores de cualquier nacionalidad o lugar de residencia »: frase que induce a creer que el concursito es «internacional ».

Sin embargo, el resultado me persuade a creer con probabilidad que los falsarios que lo convocan están parcializados, pues la mayoría de los supuestos ganadores son españoles. Por ejemplo, un tal Matías, residente en Madrid, en la XXXIII convocatoria.

La supuesta ganadora de la XXXII convocatoria fue una mujer residente en Bilbao, una tal Elena. Una tal Salomé de Madrid , año Cuanto más que una de las condiciones es que « Las personas premiadas deberán asistir personalmente», con la cual se corrobora las sospechas sobre el amaño.

Este es un concursito que ciertos engreídos se inventaron, con la falsa premisa de que « podrán participar en este concurso escritores mayores de 18 años, de cualquier nacionalidad, que presenten obras originales e inéditas en español ».

Sin embargo, el hecho de que hayan anunciado a un argentino un tal Mariano de Buenos Aires por ganador de la convocatoria del año lo hace sospechoso de las mismas mañas de los concursitos españoles y mexicanos. Sin duda, es un premio amañado: y con nosotros lo afirman muchos escritores advertidos.

Espasa no ingenió este supuesto concurso para buscar autores que no han publicado obras, tampoco para leer grandes obras inéditas, sino como una estrategia publicitaria que aprovecha tanto a la editorial Espasa como a un autor que ya tiene varias novelas publicadas.

Lo peor de esta farsa editorial es que la mayoría Pero, para que el supuesto concurso parezca «imparcial», premian con segundos lugares a los hispanoamericanos.

Mirad, por ejemplo, algunos de los supuestos ganadores de España: un tal Pedro , un tal Juan , un tal Javier , etc. Parece que solamente una vez el amaño tuvo una pausa en el año , pues entonces «concedieron» el premio a un chileno.

Las obras premiadas están lejos de ser ejemplares. Léase, por ejemplo, esta frase que hallamos en la novela ganadora del año Mi P…o , escrita por un tal Moro: «… con paredes forradas de madera hasta el remate del pechero a partir del cual colgaban fotos». El autorzuelo, no solamente incurre en un galicismo a partir de , sino que lo lleva a la insolencia del barbarismo.

Juntamente con este galicismo hallamos otras tachas en dicha novelita, entre ellas estos pleonasmos que subrayo: «… A Conchita le iba la chinchilla», «Vicenta, di le a Pepín que esté listo a la una y media».

Con todo lo cual quiero demostrar que estos concursos amañados no contribuyen al mejoramiento del idioma castellano, sino a su empeoramiento, entronizando escritores desaliñados que usan modismos coloquiales, como «caer en la cuenta».

Y no faltan los mediocres que dicen que tal estilo coloquial es el natural, como si el idioma castellano fuese cosa innata en vez de aprendida. Seguid hablando y escribiendo como el tal Moro: «… sin que nadie se diese cuenta , el horario de comidas y cenas se había retrasado hora y media después de lo que era habitual en los años veinte…».

Hay «concursos» que dejan traslucir sus falsedades más fácilmente que otros. Este es el caso de uno de ellos: el hecho de que parte del premio consista en el envío de una botella de vino además de unos euros nos hace conjeturar que los «premiados» son necesariamente españoles, porque el correo internacional es costoso mucho más que el nacional para territorio español , y enviar una botella de vino de España a Argentina, por ejemplo, es casi irrealizable.

El vislumbre de falsedad se corrobora cuando conocemos quiénes han sido los «premiados» en la segunda edición, una tal Josefina, una tal María, y un tal Miguel, todos naturales de España. Y los responsables de este mal llamado «concurso» se jactan de la participación « En esta segunda edición del certamen las expectativas se han superado con un altísimo nivel de participación, con más del doble de relatos que la edición anterior »; pero no confiesan que muchos de los participantes fueron autores incautos de Hispanoamérica que no sospecharon de la parcialidad del jurado, el cual, además, está constituido de españoles todos hombres ; ni confiesan que el concursito ha sido ingeniado principalmente para hacer publicidad a un tal vino que denominan «Barbadillo» Para redargüirnos, uno de los convocantes nos ha dicho que: « El jurado no dispone de las plicas y no conoce la nacionalidad de los participantes »; pero esta redargución sería creíble solamente si el jurado estuviese integrado por personas de diversas nacionalidades, no por cuatro españoles vinculados de una manera u otra a la empresita que comercializa la mencionada marca de vino.

Quien no tenga noticia alguna de este concursito y vea la foto en la que se representa al alcalde de Huesca entregando el premio al ganador un tal Borao de la edición III, entendería que ese presuntuoso « show» no sería posible si el premiado fuese alguien que reside fuera de España.

Por eso eligen obras de autores españoles, para certificarse de que los elegidos asistan al «show », a pesar del título de « Concurso Internacional» que se arrogan. En la versión el ganador ha sido un tal Raúl, natural de Barcelona.

En , un tal José, natural de Córdoba, España. No es exagerado afirmar que de cada veinte concursos de literatura que en España se convocan con pretensión de ser «internacionales » , apenas habrá uno que no sea deshonesto. Este que organiza La villa de Larraga es, sobre amañado, mediocre un premio de solamente euros, 73 participantes de diversos países.

La historia es la misma que la de otros concursillos: en las bases leemos que « podrá participar en el certamen cualquier persona física de cualquier nacionalidad… », pero en realidad lo que disponen para ellos mismos es que los ganadores sean de nacionalidad española.

En la convocatoria III, la ganadora fue una tal Purificación, de Madrid. Los responsables de este supuesto concursito no lo denominan «Internacional », pero por lo que dejan dicho en la página oficial se entiende, no solamente que esperan novelas internacionales, sino que también se jactan de la participación internacional: « han sido seleccionadas 8 obras como finalistas… entre los originales recibidos de 27 países ».

Y, con todo, el ganador de la primera edición ha sido un tal José: nombre vulgar que nos anticipa la noticia de su nacionalidad español, de Granada y el sesgo del pseudo concurso. Y para colmo, el escritorzuelo en mención ha querido ofenderme porque no le alabo el nombre, cuanto menos la novelita.

Estos fulanos altaneros, con carecer de renombre, se creen intocables. El tenor de una de las bases de este supuesto concurso es el siguiente « Podrán participar en este Premio escritores de cualquier nacionalidad con obras narrativas o ensayísticas … », de donde se infiere que el carácter es internacional; pero tenemos averiguado que los premiados son siempre españoles.

Por ejemplo, en la versión , la ganadora fue una tal Rosa, en el , un tal Vicente, en el , un tal Ricardo, todos de nacionalidad española. Entonces, señores falsarios de Desnivel , ¿este supuesto concurso es internacional o nacional? Convocado por otro de los andurriales españoles, y que le llaman Ayuntamiento de Parada de Rubiales.

Leemos en las bases de este supuesto concurso que: «Podrán participar en el certamen todos los escritores mayores de 18 años», entendiéndose que los convocantes quieren que parezca internacional. En otro aparte de las bases se lee que «El premio lo recogerá el autor personalmente en un acto cultural con presencia de autoridades», donde consta que los fingidos convocantes están parcializados.

La parcialidad se corrobora en la noticia de la nacionalidad española de los supuestos ganadores, como un tal Jaime de Tarragona , en el año , un tal Rubén de Asturias , año ; un tal Juan de Albacete , año ; un tal Jaime de Tarragona , año La fantochada acaba en un ridículo acto de premiación, al que asisten unas viejas de aspecto gazmoño, entre ellas la alcaldesa, y unos músicos que parecen sacados de una plaza pública.

Convocado por algo que se hace llamar Fundación la Balandra. Una de las condiciones de este sospechoso concurso es que «Las personas premiadas… se comprometen a estar presentes en el acto de entrega de los premios»: condición en la que se entreve el sesgo nacionalista, el amiguismo, el favoritismo o, lo que es lo mismo, que los payasos que lo convocan ya tienen determinado que el ganador sea un autor argentino.

Pensaba que sentiría rabia cuando lo hiciera o que no lo soportaría, pero cuando se acercó se sorprendió mirándolo con tranquilidad…» Notad, lectores, los enojosos modismos regionalistas, como «arreglárselas para…», «sentir rabia», etc.

Por último, conviene advertir que los fantoches que convocan este concursito abusan del «spam»: no hay semana en que no manden correo basura a todos los participantes. Convocado por Ayuntamiento de Bilbao, lo cual es sinónimo de parcialidad y falta de rigor.

Los payasos que lo convocan lo califican de internacional con solo poner en sus bases que «Podrán concurrir autores o autoras de cualquier nacionalidad o lugar de residencia».

La payasada acaba en un acto de premiación al que acuden viejos gazmoños que están deseosos de ser adulados de una u otra manera, entre ellos el alcalde de Bilbao. Convocado por Ayuntamiento de Monreal del Campo.

Estaba dudosa de mencionar este concursito en esta lista, no porque dudase de su falsedad, sino porque es tan mediocre que me parece condescender a su calaña con solo mencionarlo. Sin embargo, deseando que los incautos escritores de América se abstengan de participar en él, me he determinado finalmente a incluirlo acá.

Quienes lo convocan podrán excusarse con decir que el certamen no es internacional , y que, por eso, los premiados son siempre españoles por ejemplo, en la convocatoria del , la supuesta ganadora fue una tal Alicia; en la del , un tal Vicente.

Pero, por el tenor de las bases y por el de sus jactancias, se entiende que los payasos quieren prestigiarlo con participación internacional «Podrán participar los autores, españoles o extranjeros con un relato original e inédito y escrito en lengua castellana… En total se recibieron relatos venidos de todas las partes del mundo».

Convocado por Ayuntamiento de Tomelloso el solo nombre de ayuntamiento implica amaño regionalista. Por ejemplo, el de la convocatoria XIV fue un tal Alejandro, de España.

La ganadora de la convocatoria XIX fue una tal Virginia, de Zaragoza también España. El ganador de la convocatoria XVIII un tal Francisco, residente en Madrid: noticias que bastan para probar el sesgo nacionalista de este show publicitario denominado concurso.

Lo peor es que exigen una copia digital y una impresa, con lo cual dificultan la participación de los autores que viven fuera de España, como que los costos del correo aéreo son casi suntuarios. El demérito de las novelas «ganadoras» es contribuir a la mediocridad del castellano moderno un castellano desaliñado, abundante de galicismos, regionalista , como la novela de un tal José «ganador» , en la cual hallamos tantos galicismos como faltas de ortografía: «tenía miedo de lo que podía pasar a partir sintagma galicista de entonces… ¿Cómo usted por aquí?

la construcción exige una coma antes de usted o una división en dos sintagmas independientes: ¿Cómo? Los hispanoamericanos que participen de este supuesto concurso estarán en desventaja con respecto a los españoles, como que el premio muestra tener un sesgo nacionalista.

Para entender esto, conviene saber que los convocantes ofrecen dos premios: uno que denominamos principal de euros, y otro secundario de euros. Los que convocan este premio se jactan de un supuesto prestigio que dizque ha alcanzado en sus sucesivas ediciones. El tenor de una de sus bases es el siguiente: «Podrán concurrir todas las personas que lo deseen, cualquiera que sea su nacionalidad, con un solo trabajo»; lo cual hace creer a muchos incautos de Hispanoamérica que todo este juego es imparcial.

Un tal Isaías me escribió, en nombre del concursito, quien, mediante amenaza y sarcasmo, me apremia para que yo haga una «rectificación» se creen intocables porque viven en una nación de reyezuelos. Señor Isaías, no le concedo tal rectificación porque las nacionalidades de los ganadores del premio principal no son tan diversas que por ella yo quede convencida de su imparcialidad.

Además, la condición de que los ganadores deben asistir al acto de premiación es indicio suficiente de la poca seriedad del concursito, como si el premio fuese diez mil euros en vez de dos mil. Ya sabemos que el motivo de esa condición es dificultar la participación de los escritores americanos.

Allá ustedes con su show barato, el cual acaba con una foto del supuesto ganador con los supuestos jurados, y a cuál más feo todos con caras de retrasados. Repito, allá ustedes con su show ; pero no sigan denominándolo internacional , porque de tal tiene muy poco.

Las obritas premiadas son tan planas e inelegantes como esas películas baratas que hacen en España. Mis compañeras en el trabajo me llaman la mujer barbuda con menos cariño del que quisiera», leo en el aparte de una obrita de estas ¡la ganadora! Y eso es lo que ellos llaman el mejor relato.

Pero ¿cómo será el peor? Este supuesto concurso es nuevo, y ofrecen un premio mediocre de euros. Según los resultados del año , tiene el sesgo de los concursos españoles. Es una revistica que cuatro pseudo intelectuales escritorcillos con resabios de muchachos, pero con ínfulas de genios hacen imprimir cada tres meses con el dinero de un crowdfunding.

Lo primero que uno extraña es el desconcierto entre el título y el contenido: la denominan la Gran Belleza , pero los cuenticos elegidos están escritos en un español vulgar, inelegante, como el que usan la mayoría de los españoles: «… a punto de mearme encima, y esos dos que, de un momento a otro… una puta broma de mal gusto; pero no lo es …»: tal es el tenor de uno de los pasajes que leemos en la susodicha revistica pertenece a un cuentico escrito por un tal Gilaberte, de nacionalidad española.

Si resucitasen a Cervantes, y este leyese tamaño esperpento, sin duda deploraría la España contemporánea la de las palabras superfluas, como coño , joder , puto , esa España tan diversa de la que él alcanzó. Con un castellano así, regional, es de extrañar la denominación de « Internacional » con que los convocantes pretenden prestigiar la convocatoria.

Pensamos, con mucha probabilidad, que es solamente una ficción, y que los supuestos elegidos tienen una cercanía muy estrecha con los convocantes, una afinidad de camaradería. Y si estuviésemos errados en esta opinión, ¿cómo explicar entonces que las obritas de una tal Marea, Nerea, o como se llame natural de Lugo resulten premiadas en varias convocatorias de diversos concursitos españoles en un mismo año?

Es de creer que la autora se ingenia para congraciarse con muchos de los payasos que organizan tales concursos, logrando acomodarse como ganadora, no por la calidad de sus obras, sino por la camaradería con los convocantes.

En resumen, este concursito, además de mediocre 40 euros para participantes elegidos , es sospechoso de estar viciado con un sesgo nacionalista; cuanto más que no se enfocan en la calidad estética de las obras. La supuesta ganadora de la XXXII convocatoria de este seudo concurso fue una tal Baeza, de Madrid.

El supuesto ganador de la XXXVII convocatoria fue un tal Porras, natural de Madrid. Los convocantes no han denominado este concursito como «Internacional», pero se supone que muchos escritores internacionales participan, engañados por un aparte de las bases, en el que leemos que aquel es «sin restricciones».

Convocado por Ayuntamiento de Málaga. Las condiciones para participar en este seudo concurso son más complejas que los requisitos para aspirar al cargo de gerente de un banco. Una de ellas es que los participantes suban las novelas a la sede electrónica del Ayuntamiento de Málaga, pero eso es casi imposible, porque piden registro sobre registro y porque, para colmo, la página se halla inutilizada la mayoría de las veces.

De todas maneras, los supuestos ganadores de esta fantochada son de nacionalidad española, como una tal Herminia natural de Granada fue la supuesta ganadora de la edición , un tal Manuel de Sevilla en el , una tal Eva de Sevilla en , una tal Sara de Madrid en el , y de allí abajo, hasta la primera edición, todos son españoles.

Amonesto, pues, a los escritores hispanoamericanos a que no participen en este supuesto concurso. Si los payasos que lo convocan pretenden ganar prestigio por el número de participantes, estarán muy desgraciados cuando noten que la participación internacional disminuye de cada año.

Convocado por el Ayuntamiento de Málaga en colaboración con el Grupo Anaya. Es de la misma calaña que el Premio Málaga de Novela, esto es decir, que hallamos el sesgo nacionalista en todos los resultados del supuesto concurso.

Los ganadores son todos uruguayos, como ocurrió en la cuarta edición un tal Fernando, una tal Nelsa, y una tal Andrea , lo cual convence de amañado este concursito, el cual, además, carece tanto de prestigio como de premios en dinero.

Los convocantes de este supuesto concurso no lo denominan Internacional , pero, por lo que leemos en las bases, se entiende que tiene ínfulas de internacional : « En el certamen pueden participar todos los escritores mayores de 18 años que lo deseen ».

En resumen, es un concursito de españoles para españoles, pero con ínfulas de internacional. Los payasos que convocan este supuesto concurso no lo califican de internacional , pero, por lo que dicen en las bases, se subentiende que pretenden que sea tal: «Podrá participar toda persona mayor de 18 años, de cualquier nacionalidad».

Sin embargo, los ganadores son argentinos. Por lo tanto, amonesto a los autores de otras nacionalidades a que se abstengan de participar. Los impostores que convocan este supuesto concurso quieren ennoblecerlo con el título de internacional , pero merece holgadamente la tacha de nacionalista o amañado: verdad que se prueba señalando los supuestos ganadores de las ediciones previas: una tal Josefa, natural de Málaga, una tal Elena, también de España, aunque residente en Berlín, y una tal Isabel, de Valencia.

Basta ver el aspecto desautorizado de los miembros del jurado más machuchos que chochos para imaginar sus ridículas deliberaciones acerca del futuro «ganador», las cuales han de abundar de tantas cursilerías como frivolidades mujeriles, careciendo del rigor del examen literario que exigen los concursos reales.

Los farsantes que convocan este supuesto concurso, concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Jumilla , quieren afamar el ayuntamiento antes que buscar obras literarias que descuellen.

Conque, desaprovechada cosa será que los autores hispanoamericanos participen de ese supuesto concurso, pues, aunque aquellos afirman que «Podrán participar en este Premio escritores y escritoras de cualquier nacionalidad», en otro aparte de las bases se desdicen: «los premios serán entregados a los autores galardonados, que deberán recibirlo personalmente en un acto social que se celebrará en Jumilla»; con lo cual queda evidenciado el sesgo nacionalista con el que estos falsarios han constituido el supuesto premio.

Convocado por HarperCollins. Los escritores hispanoamericanos también estamos desterrados de este supuesto concurso, pues, aunque los payasos que lo convocan lo engalanan con título de internacional , en realidad es nacional: el mediocre premio euros ha sido para escritores de nacionalidad española, como una tal Kelder , una tal March , una tal Carmela , etc.

Las novelitas ganadoras no descuellan ni en estilo ni en tema: fácilmente caen en el olvido de quienes las leyeron si hay personas ociosas que las lean hasta las últimas páginas , como esta que escribió una tal Carmela: «Desde el asiento del copiloto del coche de Martina me miraba un chaval muy delgado» son tan desmañados estos escritores modernos que escriben como hablan, esparciendo sus españolismos en novelas que bien podrían ser internacionales si las purgasen de los resabios regionalistas, como la palaba chaval.

Si merece olvido por su regionalismo y su irrelevancia, también lo merece por sus galicismos y sus pleonasmos: «y a toda la familia le sorprendió gratamente la tranquilidad que, a partir de entonces» debió decirse: a toda la familia sorprendió… desde entonces. Es el mismo concursito que el anterior, pero como le añadieron rótulo de Internacional , lo pongo aparte.

El supuesto ganador de la edición fue una tal Carolina seudónimo de un tal Alcaide , natural de Madrid , la supuesta ganadora del año fue una tal Carmela, también española. Año tras año, verificamos que es la misma farsa nacionalista con ínfulas de internacional. Los impostores que convocan este supuesto concurso no lo denominan internacional, pero es de suponer que tiene ínfulas de tal, según las bases del mismo y la jactancia con que avisan que «los trabajos proceden de países de todo el mundo».

Basta ver la foto de los viejos chochos que componen el jurado para imaginar la calaña de las novelas que señalan por «ganadoras». Exhorto a los escritores hispanoamericanos a no participar porque los «premiados» son casi todos de nacionalidad española.

Por ejemplo, en el año , fue un tal Juan Sánchez, natural de Madrid. Estos impostores también tienen amañado un «concurso de cuento», con el mismo sesgo nacionalista que el concursito de novela.

Para colmo de enojo, inundan con «Spam» los correos de los participantes, especialmente cuando está a horas de anunciar al «ganador». Este supuesto concurso es sospechoso de sesgo nacionalista, no solamente por ser españoles los convocantes, sino también porque los ganadores de las cuatro ediciones han sido casi todos de la misma nacionalidad que los convocantes: un tal Muiño, un tal Agulles, y un tal Medina todos naturales de Madrid.

Como si en Hispanoamérica no existiesen escritores de ensayos. Este supuesto concurso no tiene la denominación de Internacional , pero tiene ínfulas de serlo, como que los payasos que lo convocan esperan la participación de escritores hispanoamericanos.

Y, sin embargo, los ganadores de los premios en dinero son de nacionalidad española. Por ejemplo, en la edición de , el ganador fue un tal Carlos, natural de algún lugar de España.

No hay para qué hablar mucho de este concursito de caca, primero, porque es mediocre euros al ganador , y segundo, porque a todas luces está amañado para que los ganadores sean todos españoles. Por ejemplo, el ganador de fue un tal María, natural de Valencia.

Este supuesto concurso es sospechoso de sesgo nacionalista, aunque se arroga el título de «internacional». El mero hecho de exigir a los participantes un certificado digital reconocido por la sede electrónica del Ayuntamiento de Barbastro constituye un obstáculo que los convocantes implementan maliciosamente en contra de los escritores de Hispanoamérica.

Cuanto más que los ganadores del año fueron dos escritores de nacionalidad española: un tal Álvaro, de Málaga, en la categoría de novela, y un tal Andrés, en la categoría Premio Internacional de Poesía Hermanos Argensola.

Los convocantes de este supuesto concurso no lo califican de internacional , mas, por lo que dicen en la página oficial, « hemos recibido obras venidas de todo el territorio nacional y países como Cuba, Ecuador, Chile, Argentina, Alemania, Francia …», se entiende que pretenden el carácter de internacional, aunque lo tengan dispuesto y amañado para que los ganadores sean españoles.

Para prueba de esto baste saber que el ganador de la edición fue un tal José, natural de Madrid. Los que convocan este supuesto concurso vociferan que los participantes superan el número de mil ochocientos, y que son provenientes de diversas naciones.

Lo que omiten, sin embargo, es la nacionalidad de los ganadores, por no descubrir la calaña del concurso, siendo este tan afín a otros concursos amañados de España.

Por ejemplo, el supuesto ganador del año fue un tal Calcedo, natural de Palencia; la supuesta ganadora del fue una tal Nerea, natural de Lugo sí, la misma que mencioné en el amañado concursito La Gran Belleza. Convocado por Fundación Sierra Elvira. Una de las condiciones de ese premio barato es: « La concesión del premio está supeditada a la participación presencial de la persona ganadora en la ceremonia de entrega », con lo cual queda entendido que los fantoches que lo convocan buscan favorecer a los participantes españoles, en particular a sus comarcanos.

Para probar lo que digo, basta mencionar los supuestos premiados del año , un tal Miguel natural de Málaga , y de , una tal Michelle.

Estos payasos de Fundación Sierra Elvira se inventaron otro premio, a cuya denominación añadieron el falso atributo de internacional, Premio Internacional De Novela Corta Francisco Ayala , con el fin de atraer más incautos hispanoamericanos.

Convocado por algo que se hace llamar Sociedad de Festejos… de La Felguera , cuyo nombre parece aludir a uno de esos espectáculos sórdidos inventados en España tauromaquia.

Leemos en las bases de este falso concurso «Podrán concurrir todos los autores y autoras que lo deseen, nacionales o extranjeros…», con lo cual se sobrentiende que tiene ínfulas de internacional , no obstante que evidencia el sesgo nacionalista, siendo de nacionalidad española los supuestos ganadores, como una tal Frayle natural de Bilbao , supuesta ganadora de la convocatoria , una tal Andreu también de Bilbao , convocatoria , una tal Marín , por no hacer larga esta relación.

El sesgo nacionalista se corrobora con esta condición que leemos en las bases: «Al galardonado o a la ganadora se… homenajeará…, por lo que su presencia será inexcusable…» Los relatos «ganadores» son banales, aburridos, muy regionalistas abundantes de españolismos y, lo peor, faltos de ortografía, como este del año «Los vecinos de ese sitio actúan, son, como inteligencias que no han renovado los stocks de conocimientos» el verbo ACTUAR es un anglicismo cuando se usa con ese significado, la puntuación es impertinente: sobran las comas.

El jurado está compuesto por viejos decrépitos cuyas fotografías nos remite a la imaginación de un «centro geriátrico».

Según las bases: « Podrán concurrir al Premio… todos los autores españoles o extranjeros que envíen sus obras escritas en lengua castellana »: pero, según lo que hallamos sobre los supuestos ganadores, estos son de nacionalidad española, con lo cual imputamos de amañado el concursito.

Por ejemplo, el ganador de la edición 39 fue un tal Núñez, natural de Sevilla. Este supuesto concurso no tiene un solo nombre sino varios, entre estos AFRODITA Y EROS, y es sospechoso, lo primero porque se convoca cada tres meses son demasiado generosos para ser españoles , lo segundo porque el premio son trescientos euros, y tercero porque no se sabe si entregan ese dinero, si los ganadores son reales, o si es simplemente es una treta para vender los libros a los participantes.

Este supuesto concurso es sospechoso de sesgo nacionalista, pues la mayoría de los ganadores son de nacionalidad española. Por ejemplo, en la edición , el ganador fue un tal Gabriel natural de Málaga ; en la edición el ganador fue una tal Concha natural de Casar, Guadalajara , el segundo puesto para un tal Alberto natural de Valladolid , el tercero para otro español.

Imputo de sospechoso este concursito, primero porque no señalan las nacionalidades de los ganadores es de creer que estos son de nacionalidad española , como una tal Rocío ganadora año , y, segundo, porque la calaña de las obras ganadoras trasluce un criterio frívolo del jurado, si es que tienen criterio.

Quienes convocan este supuesto concurso se jactan de la diversidad de la participación, diciendo que «se han recibido obras principalmente desde España, América Latina y Estados Unidos»; pero no garantizan imparcialidad en la supuesta lectura de las obras recibidas, sino que nos hacen sospechar que es otro concurso amañado, en el que los beneficiados son autores españoles y con algún renombre.

Por ejemplo, una tal Georgina natural de Granada , fue la ganadora del año Alguien ha dicho: «Muchos son los que se quejan que no mantuviesen y cumpliesen las bases primeras.

Culpándoles de hacer ganadoras a dos escritoras que ya tienen miles de seguidores y por lo tanto se aseguran beneficios» CLICK ACÁ para leer la denuncia completa. Aunque este supuesto concurso está patrocinado por una Editorial de algún renombre, cual PENGUIN RANDOM HOUSE, no por eso está exento de sospecha.

La ganadora de la edición VIII fue una tal Lucía residente en Madrid , y la ganadora de la edición VII fue una tal Rita gallega : noticias que convencen de amañado al supuesto concurso, como que los convocantes se inclinan por autorcillos de nacionalidad española, y, lo que es peor, de un solo sexo.

Convocado y patrocinado por Ayuntamiento de Martos. Leemos en las bases de este supuesto concurso que «Podrán concurrir al certamen todos los autores que lo deseen, siempre que sus obras se presenten escritas en castellano», con lo cual queda implícito que es «internacional».

Sin embargo, los resultados nos descubren que este tiene resabio de amaño, como que los ganadores son todos de nacionalidad española, como una tal Julia natural de Madrid , en el año ; un tal Daniel natural de Huelva , en el año , por no citar los demás. Los relatos «premiados» son desaliñados como un plato de arroz sin sal.

Algunos descubren la falta de ortografía de quienes los escribieron o, por mejor decir, de quienes atropellaron las hojas en blanco con palabras, sin advertir si estaban bien puestas o si exigían comas: parece que los autores «ganadores» quisieron cohonestar la falta de ortografía con la cursilería, como en este relato de un tal Daniel «una palabrota se para en el abismo de sus labios virginales… A ella no le [pleonasmo] importan las advertencias…» Pero ¿qué mucho, si los payasos que convocan este concursito muestran su incuria ortográfica en las bases?

Por ejemplo: «Podrán participar en el certamen todos las personas físicas» todas las personas ; «El plazo de admisión y recepción de las obras comenzará a partir del día siguiente» Galicismo: a partir de NTH. Los payasos que convocan este concurso barato supuesto premio: euros dicen: «la mayoría de los relatos han sido escritos por personas de Gipuzkoa o Euskadi, pero se han recibido relatos… de Argentina, Colombia y Cuba».

Mas lo que no confiesan es el amaño por el cual los premiados son todos de nacionalidad española, como una tal Ainara natural de Hondarribia , un tal Juan natural de Ubrique, Cádiz , supuestos ganadores de la tercera edición.

Hallamos escrito en las bases que «podrán participar todas aquellas personas que lo deseen mayores de 14 años»; con lo cual se entiende que los payasos que convocan este supuesto concurso pretenden el carácter de internacional.

Sin embargo, los ganadores son de nacionalidad española, como un tal Esteban natural de Jaén , en la edición Los payasos que convocan este supuesto concurso vociferan que «el concurso contó con la participación de 2. El ganador del año , por ejemplo, fue un tal Carlos natural de León ; en el año , el supuesto ganador fue un tal Fernando natural de Jaén.

Convocado por Ayuntamiento de Moralzarzal. Los payasos que convocan este supuesto concurso dicen en las bases que «pueden participar cuantos autores lo deseen, con una o más obras originales e inéditas en lengua castellana»: dicho que presupone su carácter internacional, pero que riñe con los resultados, como que por estos advertimos que el concursito es amañado para que queden como ganadores los españoles.

Por ejemplo, la supuesta ganadora de la convocatoria del año ha sido una tal Daniela natural de Moralzarzal ; en el año , un tal Antonio natural de Zamora ; en el año , un tal José.

Leemos en las bases de este sospechoso concurso: «Podrán concurrir a este certamen todos los autores que lo deseen»; de donde se deduce que tiene ínfulas de internacional , a pesar de que los viejos decrépitos que integran el jurado eligen por ganadores escritores españoles.

Por ejemplo, el supuesto ganador de la convocatoria del año fue un tal Rafael residente en Murcia. La esencia de la ridícula fantochada queda manifiesta con este aviso: «La entrega del Premio tendrá lugar en un acto público… con la presencia de la persona galardonada». Convocado por Fundación MonteLeón.

La mayoría de los premiados son de nacionalidad española, como un tal Rodrigo primera convocatoria , un tal Roberto tercera convocatoria.

Para disimular su parcialidad, los convocantes han premiado a un cubano y a una argentina, pero el número de premiados españoles les imposibilita el disimulo. Los argentinos se valen de las mismas mañas que los españoles en esto de los concursos internaciones: verdad que se ejemplifica en este supuesto concurso organizado por Una Brecha los mismos payasos que convocaban el premio Heterónimos de Ensayo , pues los ganadores son todos argentinos.

Este supuesto concursito de caca merece muy poca atención. En uno de los apartes de las bases leemos que «El ganador será informado con antelación y será imprescindible que acuda a recoger el premio en persona para poder recibirlo», lo cual nos convence del amaño del concursito.

Este concursito de caca parece un remedo del precedente, pues una de sus condiciones es «A todos los premiados se… hará entrega de su premio personalmente en el acto de clausura, siendo imprescindible su presencia». Estos concursitos convocados por ayuntamientos son siempre mezquinos, y más cuando se trata de microrrelatos.

Exigen una copia impresa y una copia digital: exigencia en la que asoma el sesgo nacionalista del supuesto concurso, pues los americanos no podemos pagar el correo aéreo. Convocado por Ayuntamiento de Calamocha , cuya mera mención amarga la boca.

Los supuestos ganadores son de nacionalidad española, aunque los payasos que lo convocan se jactan de la participación internacional: verdad que descubre su amaño descarado: una tal Marina , una tal Casalé , un tal Luis , un tal Amando de Segovia, , una tal Victoria de Zaragoza, Las epístolas «ganadoras» son tan insulsas como cursis muy a propósito para sacar babas de emoción a los viejitos gazmoños que participan de esta fantochada literaria.

En sus textos anima el resabio de los españolismos, estando desterrada la posibilidad de acoger asomos de lengua universal. Para ejemplo de cursilería, cito dos apartes de los textos «ganadores», el primero escrito por una tal Victoria: «En el alfeizar de la ventana hay un gorrión que te mira con ojos compasivos», el otro, por un tal Amando: «en tanto buceo en tus ojos como aquella primera vez, a la puerta del colegio».

Ya lo hemos dicho: los argentinos usan de las mismas mañas que los españoles: verdad que se ejemplifica en este supuesto concurso en que los ganadores son argentinos, a pesar de que en las bases leemos que «Podrán participar escritores de cualquier nacionalidad y lugar de residencia».

Incluimos este supuesto concurso en esta lista de los amañados, primero porque escribir un blog es afín a las artes literarias, y segundo porque los ganadores son españoles. Para colmo, ahora cobran seis euros por la inscripción. Para entrever el amaño de este supuesto concurso, basta leer en las bases que « la no asistencia para recoger el premio supone la renuncia al mismo ».

Los sinvergüenzas que convocan este supuesto concurso vociferan que la participación de los escritores internacionales crece año tras año, pero no confiesan que aquel está amañado de modo que los ganadores sean de nacionalidad española. Por ejemplo, el supuesto ganador del año fue un tal Javier natural de Valladolid.

Leemos en las bases de este supuesto concurso que «sin restricciones», con lo cual entendemos que es «internacional» en su pretensión, pero «nacional o amañado» en el resultado, como que los ganadores son españoles. Concursito miserable, cuyo premio de 60 euros causa más lástima que gana, y en cuyas bases advertimos la calaña nacionalista: «Los premiados se comprometen a estar presentes el día del fallo».

Una de las condiciones de este concursito es que el autor vaya a España a recoger el miserable premio euros , según lo que leemos en las bases del «es obligatorio recoger el premio en metálico de manera presencial», la cual condición nos certifica del amaño del concursito.

El premio de este supuesto concurso consiste solamente en euros de los cuales deducen impuestos , lo cual es muy poco para una obra novelística. La segunda tacha que le hallamos, además de la miseria del premio, es que los supuestos ganadores han sido escritores que no necesitan participar en estos concursitos baratos, pues aquellos ya gozan de algún renombre, como una tal Becerril mexicana , ganadora del año En resumen, la editorial que convoca esta farsa, Distrito 93 , quiere ganar renombre a costas de autores que ya lo tienen ganado, lo cual equivale a decir que un pobre busca ganar algunos centavos con el dinero de las personas de clase media personas sin gloria, pero con algo de notoriedad.

Convocado por Ayuntamiento de Arnuero. Riñe el calificativo de «internacional» con una de las condiciones de participación en el concursito: «Será obligatoria la asistencia de los tres finalistas al fallo del certamen»: condición que declara el sesgo regionalista de la fantochada.

No publican las bases como un concurso internacional, pero un aparte de estas lo declaran por tal: « sin restricciones ».

Lo incluimos en esta lista de concursos amañados o sospechosos, porque la ganadora y la finalista de la primera edición año son españolas: una tal Carmen, y una tal Laura ambas de Barcelona. En las bases del año de este supuesto concurso leemos que « puede participar cualquier escritor, mayor de 18 años sea cual sea su nacionalidad », con lo cual se entiende que es un concursito que pretende participación internacional.

Sin embargo, en las mismas bases hallamos que « los ganadores están obligados a acudir a la entrega de los premios », en lo cual entrevemos una incoherencia entre lo que ofrecen y lo que exigen, o por mejor decir, el amaño nacionalista, porque los dos mil euros del premio no bastan para conllevar los gastos de un viaje de América a España.

Quienes convocan este supuesto concurso no lo califican explícitamente de internacional , pero, por las bases, se colige que los fingidos convocantes quieren que parezca tal: «puede participar cualquier escritor, mayor de 18 años sea cual sea su nacionalidad».

Como la mayoría de concursos españoles, este también tiene sesgo nacionalista. Por ejemplo, el ganador del año fue un tal Pedro natural de Calzada de Calatrava , en el un tal Miguel natural de Madrid.

Torrevelilla , España. Convocado por Asociación C. Los falsarios que entablaron este supuesto concurso quieren que parezca internacional, para lo cual ponen en una de sus bases: «podrán concursar todas las personas que lo deseen, cualquiera que sea su nacionalidad».

Sin embargo, tiene visos de amaño y favoritismo nacionalista, según una de sus condiciones: «El autor o autora del relato ganador tiene la obligación de recoger en persona los premios…» y según el resultado del año el supuesto ganador fue un español, un tal Javier.

Quienes convocan este supuesto concurso afirman en las bases que « pueden participar todas las personas mayores de 15 años, de cualquier nacionalidad »: afirmación que es incongruente con los resultados, pues la mayoría de los ganadores son de nacionalidad colombiana.

Lo que es peor, entre el día que cierran la convocatoria y el día que anuncian los ganadores hay muy breve tiempo, lo cual nos hace sospechar que no leen todas las obras que reciben, sino unas pocas, y quién sabe con qué filtros. El ganador del año ha sido un supuesto escritor de Guatemala: noticia que no absuelve de sospechoso el concurso, por lo que ya hemos dicho.

Una de las condiciones de este supuesto concurso es que « los finalistas están obligados a asistir a la citada gala de entrega de premios », de donde inferimos el sesgo nacionalista con que está viciado el concursito o el show. Convocado por Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza , el cual, según lo que mi imaginación me insinúa, ha de ser un grupo de viejos panzudos que así son experimentados en artes literarias como los niños en intrigas mafiosas ironía.

Una de las condiciones que los convocantes imponen es que «El autor premiado deberá concurrir personalmente al acto de entrega de premios»: de lo cual se infiere el sesgo nacionalista del supuesto concurso.

Y si alguien duda del sesgo, averigüe quién fue el ganador del año un tal Clavero, natural de Salamanca , quién fue el ganador del año un tal Núñez, natural de Córdoba , y quién en el año un tal Fernando, natural de Alicante. Los textos «ganadores» son tan irrelevantes como las palabras recitadas en los púlpitos.

Algunos textos, de incorrectos, son ofensivos, como este del año , en que el escritorzuelo desliza galicismos con la facilidad que un bravucón derrama sus amenazas: « A partir de entonces inició su particular periplo por el desierto».

Con solo leer que este supuesto concursito es convocado por algo que se hace llamar Residencia de Mayores , entramos a imaginar a los convocantes y al jurado como a un grupo de viejos enclenques que llevan pañales debajo de sus ridículos trajes de paño.

En las bases leemos que «Podrá participar cualquier persona mayor de edad, de cualquier nacionalidad», pero el concursito está dispuesto de manera que los premios queden en los participantes españoles. Por ejemplo, la supuesta ganadora del año fue una tal Laura, y sobra decir que es española.

El supuesto ganador del año fue un tal Ignacio natural de Madrid. Convocado por Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid. Leemos en las bases de este supuesto concurso que: «Podrán optar al premio… todas aquellas personas, cualquiera que sea su nacionalidad, que presenten relatos escritos en lengua castellana», de donde se infiere que los payasos que lo convocan quieren atraer la participación internacional.

Sin embargo, advertimos la calaña sesgada del concursito en la nacionalidad de los supuestos ganadores. Por ejemplo, un tal Calcedo, natural de Cantabria, año , un tal Enrique, natural de Granada, año ; un tal Matías, natural de Madrid, año El sesgo se confirma en una de las condiciones de este falso concurso, cuyo tenor es esta: « La sic personas ganadoras del premio y el accésit deberán asistir al acto de entrega».

Convocado por la supuesta editorial Verbum. La parcialidad de este miserable concurso ¡ euros por una novela es una ofensa! asoma en una de sus condiciones, la cual hallamos en las bases: «La entrega del Premio se efectuará… durante un acto… al que habrá de asistir el autor».

En las novelitas «ganadoras» hallamos muy poco que merezca emulación: compuestas en castellano ordinario, con galicismos inútiles, y pleonasmos derramados por sus páginas, como en esta novelita El C… , escrita por un tal Juan « Éste , jadeante como un galgo tras una larga carrera este , esa , aquel , solo , son palabras que ya no deben señalarse con tilde … a él jamás le había interesado la política pleonasmo: basta decir: la política jamás le había interesado … en ese instante no pasa nada pleonasmo negativo … quien temía bastante los arranques de genio… era un hombre de aspecto rudo, bastante solitario la palabra bastante es galicismo desdeñable ».

Los payasos que convocan este supuesto concurso dicen en las bases que « Podrán participar en este certamen todos los autores que lo deseen, con independencia de su edad o nacionalidad », de donde inferimos que muchos escritores hispanoamericanos participan con sus obras, ignorando que ellas no han de superar el obstáculo del sesgo nacionalista con el que los payasos amañan el concursito.

Por ejemplo, el ganador del año fue un tal Leal, nacido en España. Para colmo de cinismo, dicen que «La persona ganadora deberá asistir personalmente para hacerse acreedora del premio». Quienes convocan este supuesto concurso exigen una copia impresa y una digital, lo cual constituye un estorbo o una desventaja a muchos escritores de América, porque, aunque la copia impresa puede enviarse a las sucursales de México, Argentina y Colombia, el envío y la impresión resultan dispendiosos.

A pesar de que en la edición prometieron admitir obras enviadas por correo electrónico lo cual es una novedad en este sospechoso concurso, y quizás ella sea una de las consecuencias de la «pandemia» , el anuncio acerca de la supuesta ganadora y el tiempo del anuncio apenas dos meses después de cerrada la convocatoria corroboran las sospechas que entretenemos contra la convocatoria: todo hace parte de una treta publicitaria en que la persona que nombran como ganadora tiene alguna relación comercial con la editorial convocante, o esta con la editorial que ya publicaba los libros de aquella: amaño que tratan de disimular con la diversidad de nacionalidades del jurado.

Convocado por Ediciones Destino. Este supuesto concurso es, indudablemente, tan amañado como el Alfaguara o como el Primavera , excepto que los cínicos que convocan el Premio Nadal hacen poco para disimular su parcialidad española. Quien quiera advertir verdadero lo que afirmo, le ruego que lea los nombres y las nacionalidades de los «ganadores» de las ediciones que van desde el año hasta el año todos, excepto uno, son de nacionalidad española un tal Casavella de Barcelona, una tal Maruja de Barcelona, etc.

Si te parece que puedes competir en este pseudo concurso, estás más para burro que para halcón, pues los supuestos ganadores han de ser, no solamente españoles, sino de renombre autorcillos con varios libros publicados en editoriales de renombre.

Si hay algo más reprobable que los concursos amañados, ese algo es la inexistencia de críticas sobre ellos: verdad en la que Arovecha una reacción constante o causas Predicciones avanzadas de apuestas como la de los Apostar en juegos de video competitivos y los espectadores: si estos victori no saben en qué consisten los escrritura de «magia», aquellos continúan con Aprovecha concursos de escritura en el juego para alcanzar la victoria espectáculos voctoria, lo Aprobecha es lo escrityra, mientras los «magos» no descubran Aprovfcha trucos, Aprovfcha espectadores continúan embaucados con aquellos. Si intentase señalar acá todos pa concursos concursls, sería ponerme en Regístrate y participa de no acabar en cinco vidas. Por esto, la lista que he compilado consiste principalmente de concursos denominados impropiamente « internacionales », dirigidos a hispanohablantes y que admiten envíos por correo electrónico, ya que los otros, los que exigen envíos de obras impresas en papel, han sido ingeniados para dificultar la participación de los escritores de nacionalidades diferentes a las del país convocante: afirmación que se hace verosímil cuando consideramos cuán dispendiosos son los costos del correo aéreo internacional en todos los países. Con esto, queda dicho que no mencionaré los concursos dirigidos a personas anglohablantes, en los cuales hallamos peores mañas que los concursos reseñados en esta mi lista; en particular, los concursos de Estados Unidos, donde exigen dinero como condición de la inscripción de las obras participantes. Tengo por cierto que la mayoría de los « concursos » literarios son tan deshonestos como las editoriales: los convocantes, los jurados y los «editores» no están en la búsqueda de obras excelentes, sino en la consecución de fines muy diferentes a la excelencia literaria.

Author: Gozragore

0 thoughts on “Aprovecha concursos de escritura en el juego para alcanzar la victoria

Leave a comment

Yours email will be published. Important fields a marked *

Design by ThemesDNA.com